miércoles, 29 de julio de 2009

El Moncayo, jota aragonesa, canta: Fernando Checa

Tenemos música internacional en Veruela pero vamos también a hacer un huequecillo a una jotica de nuestro Moncayo. Estoy segura que a los aragoneses en el extranjero que me consta que visitáis el blog os va a tocar el corazón, sobre todo si sufrís o gozáis del "Encanto del Moncayo".

¡Va por vosotros!

Letra:

“Para echarle un pulso al cielo
he de subir al Moncayo.
He de subir al Moncayo
para echarle un pulso al cielo,
donde las aguilas duermen.
Donde las aguilas duermen,
dormiré mi mejor sueño.
Dormiré mi mejor sueño.
Dormiré mi mejor sueño.
He de subir al Moncayo”

domingo, 26 de julio de 2009

El Buste (cortometraje documental)

"El Buste" resultó galardonado por el jurado y el público del Tercer Festival de Cine Social y Derechos Humanos CINE OTRO 2009, realizado en la ciudad puerto de Valparaíso, Chile. También ha sido seleccionado en la muestra audiovisual Ambulart 09, en el festival Brianza Film Corto edizione 2008 y en el Film Festival della Lessinia, será mostrado el 28 de agosto a las 16:00 en el Teatro Vittoria in Bosco Chiesanuova (Italia).


Impresionante que impresione. El Buste es uno de los pueblecitos más aislados de la Comarca de Tarazona donde el tiempo parece transcurrir lentamente, según sinopsis del autor. En Internet donde todo funciona a golpe de clic realmente puede parecer una extrema cámara lenta.
Para mí, pasar parte del año en un pueblo similar era como un carril de freno en la carrera del día a día. La inercia de la vida en una gran ciudad te impide muchas veces tener tiempo para reflexionar sobre pequeños triunfos y fracasos.
¿Aburrido? Para nada, la imaginación vuela cuando nada te encorre y estimulas el ingenio. Además si en la ciudad eres un anónimo más, allí formas parte de los protagonistas de una especie de reality rural. Si observas con atención y por mi parte con mucho respeto, ves y vives las relaciones de una microsociedad rural unida para no desaparecer pero donde la intimidad del hogar es un valor a preservar. Sin embargo, un trato inevitablemente estrecho puede incrementar sentimientos muy dispares, difíciles de olvidar ya que la "tradición oral" (por llamarle de alguna manera) se encarga de enfatizar aún más. ¿Asusta? puede ser, pero yo estoy deseando volver.
Cartas desde mi villa ;o)Conoce Villa Encanto

viernes, 24 de julio de 2009

Santuario de Misericordia (Borja)


Alrededores del Caserón en el Santuario de la Misericordia. Una pequeñísima parte de lo que puedes encontrar en uno de los mejores parajes de la Comarca de Borja.

El Santuario de la Misericordia, muy cerquita de Borja, es uno de nuestros rincones favoritos en esta comarca. Su orientación hace que esté protegido del cierzo por lo que en invierno puedes encontrarte un clima primaveral y en verano, gracias a sus altos pinares, siempre hay unos grados menos de temperatura que son muy de agradecer.

En el centro de esta colonia de casas y chalets de vacaciones destaca el Caserón, edificio del siglo XVI, donde podemos visitar una cocina tradicional aragonesa muy completa y una iglesia anexa tardo-gótica. Desde la plaza del Caserón contemplaremos una extraordinaria panorámica del Valle del Ebro y el Moncayo.

Junto al Caserón hay un pequeño estanque y una fuente donde la gente llena garrafas y garrafas, pues parece tener propiedades curativas. Además en esta zona con barbacoas y mesas de piedra podemos hacer fuego incluso en verano (en el pasillo central). Después de comer, todos a tomar un café o un helado en la terraza del Bar del Santuario, allí mismo, mientras contemplamos las vistas.

Para bajar la comida nada como un buen paseo, ya sea por la sombra de sus bosques o cuesta arriba por el via crucis que lleva a la ermita del Calvario. En la zona alta, sí arrecia el cierzo por lo que cerca se ha construido un parque eólico. Toca parar a tomar aire en otra zona de picnic situada arriba y si nos quedan fuerzas jugar un partidillo en el campo de futbol que hay para excursionistas y domingueros como nosotros.

Si continuamos por la carretera del santuario hacia el Buste, podemos acercarnos a el Mirador del Buste desde donde se observa una vista del valle del Queiles que a mí me recuerda a un paísaje lunar.

Pulsa sobre la imagen para agrandar.

lunes, 20 de julio de 2009

BULBUENTE, ¡BUENA GENTE!

Hoy nos acercamos hasta Bulbuente, en busca de alguna pequeña casita económica que necesitase volver a la vida. No encontramos ninguna pero aprovechamos para tomar el vermut en su plaza principal. Desde ella contemplábamos su precioso ayuntamiento recordando que trabajemos en su restauración, revocando sus paredes. Por cierto, que no conseguimos cobrar porque el contratista quebró. Bueno, ya hace años de esto y de todo se aprende...

Durante el paseo por el pueblo aproveché para hacer unas foticos que mostraros, aguantando las bromas de mi marido que me dice que ultimamente hago más fotos que un japones :o). Os dejo un foto-video de Bulbuente y el slogan de su publicidad: "Bulbuente, ¡buena gente!".


miércoles, 1 de julio de 2009

Copla a la Virgen de Veruela

¿No os parecen maravillosas?

Turisteando por el Moncayo: Feria de Litago

Precisamente hoy, no estoy en mi Villa. Son las dos y media de la madrugada y hace un calorazo en Zaragoza increíble, así que como no me puedo teletransportar a "Villa Encanto" (donde hasta necesitaría manta para dormir) voy a ver que llega antes: la inspiración o el sueño. Con este calor es tan difícil pensar como dormir, así que espero seáis comprensivos con los resultados.

Este sábado visité la Feria de Ecoturismo en Litago, un pueblecito de la comarca de Tarazona situado en un entorno natural envidiable. Me quedé con ganas de volver y recorrer alguno de los senderos que parten del pueblo rodeado de su verde huerta encajonada entre montañas.

Mis hijos se dieron un paseo en pony, no pudimos evitar comprar en los puestos de la feria y nos reímos mucho con un señor que por primera vez montaba en segway y alucinando contaba a todo el mundo lo inimaginable que era la experiencia.

Me alegró comprobar de nuevo la sonrisa en las caras de sus habitantes, felices de ver a tanta gente en su pequeño pueblo. La calidez de sus gentes es uno de los mayores encantos del Moncayo. A veces me fastidia que el Moncayo no se conozca tanto como otras zonas pero otras me alegro de lo virgen que es todo. Hay un turismo muy selectivo y no tan masificado, lo contrario seguramente rompería su encanto.

Este fin de semana, de momento, no tengo alquilada "Villa Encanto" así que creo que vamos a poder acudir cómodamente a la Feria de la Brujería en Trasmoz y dormir fresquitos todo el fin de semana... ¡Ay! se acabó la inspiración, ¿llegará el sueño?.


Cartas desde mi villa ;o)