sábado, 31 de diciembre de 2011

Felices sueños.


Soñad...

"El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños."
Eleanor Roosevelt


jueves, 29 de diciembre de 2011

Parque de la Dehesa de Agreda, ¡qué maravilloso mundo!

Me preguntaba que habría al final del arco iris que en ocasiones corona la montaña, cuando de repente mi imaginación me arrancó del porche y me deslizó por un tobogán de colores al otro lado de mi Moncayo. ¡Oh!, espero que la olla de oro sea mullida y los gnomos que la custodien no se asusten demasiado, pero... ¡chof!... un chapuzón, eso es lo que me esperaba tras la luz multicolor. Caí en una pequeña laguna, de las muchas que forman los manantiales en los que dicen nace el Cailes (Val en Aragón) y que capturan el bello cielo de Agreda, no hay oro pero el lugar es un tesoro que tienes que conocer.

Canales formados por los manaderos.

Me encontraba en la Dehesa de Agreda, el maravilloso parque de esta monumental villa, que visitamos hace unos meses y de la que prometí contarte más cosas. Te voy a confesar que mi imaginación es poderosa pero aún no me teletransporta, realmente cogimos el coche y en menos de media hora nos plantamos allí. De la ciudad te hablaré proximamente, ahora quiero mostrarte los rincones de su dehesa, toma nota, es un lugar ideal para pasar un día de campo pues tiene una zona perfectamente preparada para ello.

Aunque el nacimiento orográfico del río Cailes o Val lo situaríamos en la fuente Vomitrosa de Olvega, sus aguas se ocultan debido a un escaso caudal y poca pendiente, emergiendo de nuevo en esta dehesa, en un lugar conocido como "Los Ojillos",  donde varias fuentes y manaderos forman el verdadero nacimiento del río, pero "para gustos están los colores del arco iris".

Fuente de los Ojillos del Val

Hay quien confunde el río Cailes con el  Queiles, este otro río nace en el espectacular manadero de Vozmediano por donde escapan las aguas capturadas al río Araviana, a través de la fosa de Beraton, y recibirá a la altura de Los Fayos las aguas del Cailes, aquí llamado Val. Yo te cuento mi esquema hidrográfico pero ciertamente hay debate sobre si es un río, dos o donde nace realmente y quien es afluente de quien,  me he remitido a lo que me explican geólogos y geógrafos. Eso sí, los dos nombres, Queiles y Cailes, comparten una misma etimología, proceden de la forma latina "chalybs" o "calibs" con la que los romanos se referían al acero, ya que estas aguas daban un temple especial al acero de sus armas, ligeras y muy resistentes, muy apreciadas por íberos y romanos.

Zona de picnic con barbacoas y fuentes.

Junto a los canales que forman Los Ojillos se encuentra la zona recreativa con barbacoas y fuentes, bajo una bonita arboleda de diferentes especies. El parque de la Dehesa cuenta a su vez con uno de los paseos de castaños de indias más largos de Europa,  dividido en dos por la primitiva puerta de la Dehesa.

Antigua Puerta de la Dehesa


Por un lado tenemos el tramo del parque de Moisés Calvo donde se localiza el quiosco de música y una zona con columpios, y por otro, un segundo paseo, llamado del Intendente, donde se encuentra la fuente de agua sulfurosa o de "los huevos podridos" junto a una inmensa pradera y unos jardines con árboles centenarios.

Kiosco de la música.


En este maravilloso mundo que disfrutan los agredeños, existió en los siglos IV y V d. C. una villa romana pero "la historia de la Dehesa se remonta al siglo XII, cuando los Hermanos Hospitalarios, de la Orden del Hospital de San Juan de Jerusalén, comenzaron los trabajos de transformación, mediante el drenaje y saneamiento de lo que entonces era una zona húmeda y pantanosa, en terrenos aptos para el cultivo y aprovechamiento ganadero. [...] Ya en el s. XIV, los terrenos de "la Dehesa" pasarían a ser propiedad de la Villa de Agreda, convirtiéndose en su dehesa boyal, destinada al mantenimiento del ganado de la Villa. Con el tiempo, sin dejar de ser dehesa boyal, la parte más cercana a la Villa fue siendo transformada en zona de recreo y esparcimiento, comenzándose la plantación de alamedas y la creación de paseos a partir del siglo XVIII. Así hasta nuestros días, en que una vez perdido el interés ganadero, se ha convertido en el gran parque municipal de la Villa de Agreda". Así reza uno de los paneles interpretativos del sitio.

Quizás, el arco iris no pueda transportarnos hasta allí, pero a través del siguiente vídeo podemos darte un pequeño paseo para que te hagas una idea de este "wonderful world". Espero que te guste, otro día te cuento más de nuestra visita a la Villa de Agreda y de sus otros bellos jardines.


También te puede interesar:

- La fuente de los huevos podridos >>
Soñando con Agreda >>

domingo, 25 de diciembre de 2011

El Encanto de la Navidad

Detalle del nacimiento del Convento de la Concepción (Ciudad de Borja)

Queridos encantados:

Llegan noticias a nuestra villa de que un niño cargado de ilusión y esperanza ha nacido en Belén.  Una brillante estrella surcó los cielos de nuestra montaña con tres extrañas figuras detrás, parecieran ser tres monarcas montados en... ¿camellos?

Cosas extraordinarias ocurren a nuestro alrededor, nuestros amigos nos abrazan con un calor especial, nos desean felicidad y anoche una guitarra desafinada, que nadie sabía tocar, sonó y sonó alegrando una noche familiar, recuperando las canciones que nuestros abuelos cantaban cuando eramos pequeños. 

Todos unidos cantando los villancicos de los que ya no están, riendo con chistes y sones picarones y con nuestros pequeños duendes amontonados en la puerta del salón contemplando ojipláticos la escena. Unos se irán y otros llegarán pero esta noche del año, gracias al Encanto de la Navidad,todos volverán. No les cerréis la puerta, no son necesarias grandes preparaciones para recibirlos. Con una guitarra vieja, una botella de anis y una pandereta rota es suficiente... la magia y los buenos deseos harán el resto.

¡Y esto no se acaba aquí! ¿Eeeh?

Porompom pón, poropo, porompom pero, peró, poropo, porom pompero, peró, poropo, porompom pon.......




jueves, 22 de diciembre de 2011

Ventanas al Moncayo

Os invito a un juego. El juego se llama "¿dónde están las ventanas?".

Este juego a la vez que divertido aporta ejercicio físico extra al subir y bajar las cuestas de Alcalá de Moncayo que nunca viene mal (y más en estas fechas en las que entramos) a la vez que nos descubre nuevos rincones y detalles de este pueblo en los que quizás nunca habríamos reparado.

¿Estais preparados? ¡ADELANTE!












viernes, 16 de diciembre de 2011

Tarde de lluvia en el Parque Natural del Moncayo


Autumn Leaves
Fotografías de Ana Cortés.

Ana Cortés se define como fotógrafa aficionada pero sólo una gran artista como ella puede captar tanta belleza. Es otoño en el Parque Natural del Moncayo, llueve y los árboles lloran. Suena Frédéric Chopin y sus "gotas de lluvia", Preludio nº 15 en re bemol mayor: Sostenuto.

Muchas gracias Ana.

martes, 13 de diciembre de 2011

Ruta de Belenes por la Comarca de Tarazona y el Moncayo


Belenes muy originales fabricados con materiales de todo tipo. Una bonita ruta para recorrer los pueblos de la Comarca Tarazona y el Moncayo. Asociaciones culturales, ayuntamientos, empresas privadas y particulares compiten por elaborar el Belen Moncaíno mas bonito y original.

Puedes encontrar el típico Belén como el que el año pasado colocaron en Trasmoz, recogidico y muy bonito. A mí al menos me encantó...

Belén en Trasmoz (Ruta de Belenes 2010-11)

O este otro, muy original, realizado con leños que se extiende por todo Lituenigo y que ganó uno de los premios en años anteriores, aquí te pongo el portal pero en calles y plazas había pastores, los reyes, leñadores, etc...

Belén de Lituénigo (Ruta de Belenes 2010-11)

Los niños también participan. En Santa Cruz han ayudado fabricando figuritas de cerámica para el belén de este pueblo de tradición alfarera. Los de San Martín montaron el año pasado uno con figuritas de playmobil que no tuvimos tiempo de visitar, pero sí conocimos el que hicieron con plastilina los niños de Novallas hace dos años.

Belén de plastilina en Novallas (Ruta de Belenes 2009-10)

Este año ha habido una gran participación de los pueblos de la comarca, intentaremos visitar el máximo posible. Los belenes estarán expuestos desde el día 21 de diciembre haste el 5 de enero de 2012.


domingo, 11 de diciembre de 2011

PR-Z 75: Ruta del Embalse de Maidevera (circular)

Puerta del castillo de Aranda de Moncayo.
Abrimos una nueva puerta a la Comarca del Aranda, la del castillo musulmán de Aranda de Moncayo desde donde contemplamos nuestra próxima ruta. Entre dos de las pequeñas sierras del somontano sur del Moncayo, la sierra del Tablado y la de la Virgen, el embalse de Maidevera remansa y almacena las aguas del río Aranda que nace muy cerca de allí. Este embalse se destina principalmente al riego y al abastecimiento de diversas poblaciones (Jarque, Gotor, Illueca, Brea, etc).  Construido en la década de los 70 del pasado siglo tiene una capacidad de 18,33 hm3

Aunque no es un embalse muy frecuentado para la realización de actividades recreativas, es un buen lugar para pescar, caminar e incluso darse un buen chapuzón en verano.

Puente de acceso a la torre de toma.

El embalse de Maidevera, cuenta con un coto deportivo de pesca en el que abundan las truchas, además permite la práctica de numerosas actividades acuáticas como el piragüismo y el wind-surf pero no está permitida la navegación a motor. Este debe ser el motivo de encontrarnos un barco aparcado en dique seco junto una de las orillas.  Una enorme interrogación se dibuja sobre nuestras cabezas cuando lo vemos junto a una zona de picnic y una pequeña caseta, pero tiene su explicación: se trata de un barco-bar, cerrado en mayo,  que imagino abrirán en los meses de verano.

Barco-bar.

El itinerario del recorrido es el siguiente: Aranda de Moncayo- ermita de San Roque- embalse de Maidevera- Aranda de Moncayo.

"Desde la localidad de Aranda del Moncayo tomamos una pista al norte del pueblo que desciende hacia el río Aranda. Lo cruzamos por un puente y giramos a la derecha. Un poco más adelante, llegamos a la ermita de San Roque y una vez pasado este edificio, nos desviamos por la pista de la derecha en dirección al embalse de Maidevera. Cruzamos otra vez el río Aranda y el itinerario pronto gira hacia la izquierda hasta que llega a la carretera que conduce a la presa. Continuamos y pasamos junto a la compuerta del embalse, lugar donde la carretera da paso a una pista que discurre paralela al embalse. La seguimos y pasamos al lado de una presa de retención de sedimentos y unos metros más adelante, nos encontramos con una bifurcación. Nosotros debemos tomar el camino de la izquierda. Pasamos junto a una granja y más adelante, una paridera de ovino. El sendero vira hacia la izquierda para cruzar por un puente la cola del embalse, el cual queda inundado en algunas épocas del año. En ese caso, deberemos seguir por la pista durante unos metros. Nada más cruzar el puente, cogemos la pista que se encuentra a nuestra izquierda. Después, el itinerario gira hacia la derecha para tomar dirección este-oeste y luego, norte-sur. Ahora caminamos entre campos de cultivo hasta alcanzar una pista que se va acercando al río Aranda en una zona donde abundan los estratos rocosos. Cruzamos el río por el puente y llegamos otra vez a Aranda de Moncayo."


Vista del embalse de Maidevera desde Aranda de Moncayo.
Este pequeño recorrido no tiene perdida, rodea los 11 kilómetros de diametro del embalse y aunque el sendero oficial empieza en el pueblo, nosotros te recomendamos comenzar y dejar el vehículo en la zona recreativa del café-barco, a la que se accede por el desvío a la presa situado en la carretera a Illueca. Así, una vez finalizado, podremos almorzar una campera costillada, con su pancetica y chorizico, en las barbacoas que allí se encuentran. Pero no os comáis todo, guardad unas migas de pan para los "pececillos", aunque por su tamaño me da a mí que no harían ascos a una rica costilla de ternasco.

sábado, 10 de diciembre de 2011

Los Bécquer regresan a Veruela.

"Monasterio de Veruela, 1864

Queridos amigos: Heme aquí transportado de la noche a la mañana a mi escondido valle de Veruela; heme aquí instalado de nuevo en el oscuro rincón de cual salí por momento para tener el gusto de estrecharos la mano una vez más, fumar un cigarro juntos, charlar un poco y recordar las agradables, aunque inquietas horas de mi antigua vida..."
G.A. Becquer, "Carta primera"

Monasterio de Veruela, 2011

Así es, de nuevo la poesía hecha prosa regresa a Veruela en el "Espacio Bécquer", acompañada de los dibujos de Valeriano. Junto con Casta, Valeriano y los niños de estos llegaron al monasterio en 1863, donde pasaron varios meses por motivos de salud. El valle los subyuga y ambos hermanos reflejan su encanto en escritos y dibujos. Cuando alguien vive algo tan bello como la magia de estas tierras, tiene que contarlo antes de despertar de lo que parece un sueño.

Su "agradable e inquieta vida" se recuerda de nuevo en el reinstalado "Espacio Bécquer", situado ahora en la cilla del Monasterio. Anteriormente a las obras del futuro Parador se encontraba en alguna de las celdas de lo que fue la hospedería que alojó a los Bécquer. Después de un tiempo oculto en almacenes más oscuros que la monumental cilla y mientras esperamos que abran las cerradas y maravillosas alas del monasterio, antes visitables, podremos conocer como llegaron hasta aquí el poeta y su familia y reconocer muchos de nuestros rincones secretos en los dibujos de Valeriano, en los pocos metros que mide el callejón de los conversos.

Como nosotros, sentían la llamada de la montaña...

"Fuera del camino, ya trepando de roca en roca, ya siguiendo el curso de una huella o las profundidades de una cañada, he vagado tres o cuatro días de un punto a otro por donde me llamaban el atractivo de la novedad, un sitio inexplorado, una senda quebrada, una punta al parecer inaccesible..."
G.A. Becquer, "Carta cuarta"

Y como él decía en su carta segunda, adaptándola a los nuevos tiempos:

"Si me vieran ustedes en algunas ocasiones, con el ordenador enfrente y la cámara a un lado buscando un asunto cualquiera para emborronar catorce o quince lineas, tendrían lástima de mí [...] Y no es precisamente porque se hayan agotado de tal modo mis ideas [...] Pero no basta tener una idea; es necesario despojarla de su extraña manera de ser, vestirla un poco al uso para que esté presentable, aderezarla y condimentarla".
G.A. Becquer, "Carta segunda"

Pero hay una diferencia conmigo, él se dirigía a los "lectores de un periódico político por añadidura" y yo a los encantadores lectores de este humilde blog.

He preguntado si la exposición es temporal y me han dicho que no, los hermanos Bécquer vuelven para quedarse.


Espacio Bécquer (Monasterio de Veruela)

martes, 6 de diciembre de 2011

Rincones escondidos del Manubles

Pozo de los Chorros (Bijuesca)

Hay momentos en que necesitas perderte para encontrarte…

Llegamos al valle del Manubles bordeando nuestra montaña, cruzando de nuevo la raya para saltar al otro lado. Por los campos de Soria, escapando de nuestros pensamientos, no perdemos de vista el Moncayo, nevado estos días. En poco más de una hora estamos en Bijuesca, donde nos instalamos en la casa rural Manubles que regentan nuestros queridos amigos Piedad y Ramón. Su casa es casi como un museo etnológico y está exquisitamente decorada, sus vigas de madera sujetarán nuestros sueños y los mimos de sus propietarios pronto nos hacen olvidar lo que dejamos atrás.

Salón-buardilla de la Casa Rural Manubles.

Me maravilla el invierno de este lugar, el río baja por el barranco con tanta alegría que la naturaleza no consigue dormirse del todo. Bajo las ruinas del castillo, las casas se apilan en una de las paredes del estrecho valle y casi no se ve gente por sus calles. Pronto descubrimos que estamos sin cobertura, ¡estupendo!

Apenas hemos estado allí 24 horas pero Piedad nos ha enseñado muchos de los rincones escondidos del valle del Manubles. Hemos tomado nota de ellos y de otros muchos, para ir conociéndolos poco a poco en otras escapadas por territorio Moncayo.

Llegamos ya tarde, y con poca luz fuimos a conocer uno de los azudes del río, el azud de la Mesta Alta, también conocido como la Fuente Amarga, ya que hace unos años un manantial cercano daba mal sabor a sus aguas. Mediante este azud se desviaba agua a una minicentral eléctrica que suministraba electricidad a Torrijo de la Cañada. Una cascada muy bonita se precipita en un entorno mágico rodeado de chopos cabeceros cuyas hojas mullen y adornan el suelo, el agua estos días luce cristalina y refleja la naturaleza que le rodea.

Cascada del Azud de la Mesta Alta.

Nos acercamos también a la central hidroeléctrica donde comienza una pista forestal que sube hasta la ermita de "Los Santos" de Torrijo de la Cañada. Caminamos un rato junto a altos pinos de repoblación, contemplando las vistas que desde allí se aprecian, pero oscurecía y volvimos a Bijuesca donde Piedad nos había preparado una suculenta cena de la que dimos buena cuenta.

Central hidroeléctrica de la Mesta.

Al día siguiente madrugamos, había que espabilarse porque ibamos en busca de setas, una buena excusa para conocer la Veguilla y el río Caraban, afluente del Manubles con un cauce impresionantemente grande pero más seco que la mojama, al menos en esta parte del año. Para llegar hasta allí hay que pasar por el estrecho del Valdeagua, afortunadamente nadie nos tendió una emboscada pero en estas tierras fronterizas seguro que allí hubo más de una.

Estrecho de Valdelagua.

No somos seteros pero comenzamos a aficionarnos, ¡encontramos nuestra primera macrolepiota!




La recolección no fue buena, apenas encontramos alguna seta de cardo aparte de nuestro gigante parasol, ya que preferimos pasear por entre centenarias y enormes encinas. Un solitario corzo cruzó por delante de nosotros y a la vuelta, poco antes de llegar a las charcas de Cañascones, nos topamos con seis elegantes perdices que barruntaban la marcha de los cazadores que por allí rondaban.

Charca de Cañascones.

Cerca del pueblo, paramos en la fuente de los 28 caños, a comprobar si es cierto que su agua mana a 16º todo el año.  Son de destacar sus 3 caños centrales que dan forma a la cara de una dama y, en su parte superior, la imagen de la Virgen del Castillo, patrona de la localidad. A unos metros de la fuente, un puente medieval nos cruza al otro lado del río.

Fuente de los 28 caños.

Detalle central (dama con caños)


Ya en el pueblo, nos llevamos una grata sorpresa, un par de amigos han elegido el mismo día para conocer Bijuesca y compartir con nosotros un potente cocido que nos hace Piedad. Y es que no hay manera de perdernos, siempre nos encuentran... la verdad es que ha sido divertido seguir recorriendo el pueblo con ellos. A todos nos ha encantado el pozo de los Chorros y unos 100 metros más arriba el pozo Puntilla.

Pozo de los Chorros y molino harinero abandonado.


Cascada y Pozo Puntilla.

No os podéis imaginar la de lugares maravillosos que Piedad nos ha contado que nos faltan por ver, pero nuestra pequeña escapada llega a su fin aunque volveremos pronto a descubrir nuevos rincones escondidos de este recóndito y escondido valle. Callejeamos un poquito, ya que no podemos irnos sin subir al castillo y a la ermita de la Virgen del Castillo, desde allí hay una buena vista de Bijuesca del que nos despedimos hasta nuestra próxima visita.

Bijuesca desde la subida a la ermita.


Castillo de Bijuesca.


Ermita de la Virgen del Castillo.




lunes, 5 de diciembre de 2011

Vuelven las nieves y termina un ciclo.

Querido encantado o encantada:

Al fin llegaron las nieves para quedarse y nuestra montaña está bellísima. Con ellas llega el frío invierno y la chimenea de Villa Encanto vuelve a la vida con su danza del fuego. Quiero compartir contigo las bellas imágenes de nuestro "Moncayo Vivo" pero también quería contarte algo…

Como sabes, Villa Encanto es nuestro pequeño tesoro que solemos compartir. Un pequeño imprevisto durante el puente nos ha hecho replantearnos muchas cosas, nuestros “okupas” vienen a disfrutar del Moncayo y, aunque pueda no parecerlo, es una gran responsabilidad preparar una casa o alojamiento para que otras personas puedan descansar y ampliar horizontes. Cuando esto se frustra, por algún motivo, se destruyen muchas expectativas, sueños e ilusiones. Crees tener controlada la magia, para que esto no ocurra, pero siempre te queda la angustia de que el hechizo pueda fallar.

Este blog comenzó para dar a conocer nuestra casa, con la que queríamos experimentar para un futuro proyecto. Como ya dije una vez, el poderoso encanto del Moncayo se apoderó de nuestra idea, dejamos volar nuestra imaginación y fluyeron encantamientos varios que nos ha reportado muchísimas satisfacciones. El “Encanto del Moncayo” nos reclama y nos pide más y más, por lo que nuestro experimento inicial ha llegado a su fin y Villa Encanto tendrá estas Navidades a sus últimos “okupas”.

Continuaremos en nuestra villa realizando encantamientos que lanzaremos al mundo a través del blog. Seguimos promocionando estas Tierras y comenzamos nuevos proyectos, ahora nos toca a nosotros realizar nuestros sueños. Silencio… en Villa Encanto se escribe… un libro de magia pronto verá la luz…

Ya puedes tocar la nieve si subes al Santuario (abajo a la derecha de la imagen)