jueves, 21 de febrero de 2013

Eran tres los lavaderos de Aldehuela.



Aldehuela de Ágreda, lugar idílico para el paseante que se refresca en sus muchas fuentes de agua helada que manan de las entrañas del Moncayo, en cuyas laderas se esconde este pueblico soriano.

Apenas quedan 4 ó 6 personas viviendo de continúo en esta pedanía de Ágreda por la que paseamos una mañana de invierno, aunque nos consta que en el verano refugia de la calor a "los de la ciudad".

Llama la atención la existencia de 3 lavaderos en un pueblo bastante pequeño: dos en el "barrio bajero" y otro cerca de la iglesia. Pero esto tiene su explicación...

A principios del siglo pasado, la principal industria de Aldehuela era la explotación de sus aguas para lavar. Los domingos, las mujeres acudían a  Ágreda a recoger la ropa sucia de las casas pudientes de esta "Villa" para durante la semana hacerles la colada y volver a bajarla bien limpia al domingo siguiente, recogiendo nueva carga. Esta ocupación era la principal del pueblo, únicamente cuatro familias no dependían de ella.

En invierno, como puedes imaginar, era un trabajo durísimo pues las temperaturas rondaban los 2-3º bajo cero, que intentaban combatir calentando calderos  de agua caliente que templaran un poco la del río o la fuente. Estas mujeres eran fuertes como robles y estaban acostumbradas a trabajar duro desde los tiempos de los tiempos; ya se ocupaban de los campos cuando sus hombres partían con el ganado de los ricos señores de Ágreda hacía las dehesas de Extremadura y Andalucía. Tras la decadencia de la trashumancia, cuando llegaba el otoño, ellos siguieron marchando en busca de trabajo a las tierras del norte, apenas terminada la siembra, para volver en mayo a recogerla y pasar el verano dando un pequeño respiro a estas bravas mujeres.


Lavadero de Aldehuela de Ágreda. Patrimonio rural destruido.


Viniendo de Vozmediano, por el camino del agua, no encontramos el lavadero "nuevo" completamente destruido (una pena) y frente a él hay otro descubierto, pequeñito, junto a una fuente que tiene también una curiosa historia. Cuentan que el 10 de enero de 1864, Bruno Abán, vecino de Vozmediano, se creyó con el derecho de destruir la hermosa fuente pública del pueblo porque se encontraba en los terrenos que acababa de comprar al Marqués de Velamazán y en los que hasta entonces se había tenido derecho de paso a la fuente. La desmontó por completo, utilizando la piedra de sillería labrada en el molino de su propiedad, ¡contándose 64 piedras labradas! Se montó un gran revuelo y hubo hasta un pleito, pero... el daño estaba hecho. Los prados donde se ubicaban fueron cultivados y el manantial se encañó sacándolo hasta esta nueva fuente-lavadero.


La fuente nueva, en el barranco del Prado, con su pequeño lavadero al fondo.


Precioso es Aldehuela de Ágreda, con sus calles muy bien cuidadas y una bella iglesia que hace poco restauraron entre todos los vecinos, recuperando la piedra de sus muros. Un paraíso en las faldas del Moncayo donde fue realmente duro vivir y que aún ahora en invierno son pocos los que soportan su helada soledad.



Otro de los tres lavaderos.

 

miércoles, 20 de febrero de 2013

Crónica de la quedada "Andarines en Ágreda"

Fotografías: Luis Miguel Campos Sevillano


Voy a ser muy breve:

"Era importante para mi que funcionara y funcionó"

Con fe, ilusión, imaginación y añadiendo una pizca de trabajo, a cero euros la hora, se pudo reunir a casi un centenar de personas en la monumental y desconocida Ágreda que vinieron de los "reinos" vecinos de Aragón y Navarra.

SÍ, tuvimos ayuda y mucha, nos abrieron las puertas de las murallas de Ágreda dos bellas personas que han recorrido sus calles y monumentos durante los últimos años, acompañadas por cientos de turistas que como yo quedaron maravillados de su entrega y sabiduría. Marian y Débora, hasta ahora, guías locales de su oficina de turismo nos facilitaron mucho la visita a los andarines culturales que allí acudimos. Fue también un placer ver de nuevo a Marisa, concejala de turismo, y conocer a Luis Miguel, concejal de deportes, que nos acompañaron durante toda la quedada como unos andarines más, disfrutando del paseo y de la compañía de la buena gente que acude a estas convocatorias. Gracias amigos, transmitid también nuestro agradecimiento a la alcaldía por su generosidad a la hora de dejarnos acceder a los tesoros de Ágreda.

Estamos seguros de que nuestros andarines volverán y de que difundirán las bellezas de Ágreda, así que otros vendrán. Espero que se les espere...

Patrimonio, culturas, naturaleza e historia cautivaron a nuestros andarines... en una ciudad invisible para muchos. Creo que quedó demostrado que Ágreda tiene mucho que enseñar, apenas fueron unas pinceladas las que se dieron y aun así no pudimos abarcar todo lo que pretendíamos mostrar porque el tiempo no dio para más.

Yo vuelvo siempre que puedo y llevo a quien me quiera acompañar.

Otras crónicas de la quedada:


La historia de la dama azul cautivó a los asistentes.
 
Ágreda desde uno de sus miradores. Almorzando con vistas.
 
 

lunes, 18 de febrero de 2013

Quedada-travesía: "Conectando valles olvidados"

 
Quedadas Sierra del Moncayo
TRAVESÍA "Conectando valles olvidados"
16 y 17 de marzo de 2013
 
El Parque Natural del Moncayo abarca un amplio territorio y se extiende por 3 comarcas zaragozanas, ésto es algo que muy poca gente sabe y menos si no eres de la zona. Dar a conocer la gran riqueza natural de todas las caras del Moncayo por igual y generar infraestructuras turísticas a lo largo  y ancho de la sierra es un reto a conseguir. Lo que hoy pueda parecer un gasto público, en realidad sería una inversión que anime al emprendimiento privado, pero con una continuidad en el tiempo y un poco de creatividad.

La Asociación "Sierra del Moncayo" organiza esta actividad para dar a conocer los valles, barrancos y pueblos menos conocidos del Parque Natural del Moncayo.

Recorrido:
TALAMANTES - PEÑAS DE HERRERA - COLLADO DE LA ESTACA –PURUJOSA – CALCENA - COLLADO SOMERO - BARRANCO VALDEPLATA -COLLADO DEL CAMPO - TALAMANTES (GR90-GR90.1-GR90.2)

DISTANCIA TOTAL: 34km
  • Sábado 16: 22km 
  • Domingo 17: 12km
Desnivel positivo: 1515m
Desnivel negativo: 1515m



PLANING:
- Sábado 16, salida a las 9h de Talamantes (parada bus), caminar chino chano hasta Purujosa, disfrutando del camino y de la compañía, pararemos en la fuente del Col, a tomar un kit kat, en Purujosa comeremos un “bocao”, y luego continuar hasta Calcena (albergue), donde haremos noche.
- Domingo 17, a las 9h comenzamos a andar hacia collado Somero, y por barranco Valdepino  llegaremos hasta collado Campo, donde en refugio libre almorzaremos, y ya continuaremos hasta Talamantes por barranco Valdetreviño.

IMPRESCINDIBLE: RESERVAR PLAZA DE ALOJAMIENTO Y LO QUE NECESITES EN ALBERGUE DE CALCENA (CENA, DESAYUNO, PICNIC, ETC...), AVISANDO QUE PARTICIPAS EN ESTA QUEDADA.

PLAZAS LIMITADAS A 60.

Contacto: alberguecalcena.com mariarosa333@gmail.com 679750393-619762398

El primer día pasaremos más o menos a la hora de comer por el albergue de Purujosa, por si alguien quiere comer allí, sin compromiso, todos hemos de tener previstas nuestras necesidades de avituallamiento para el camino.

NO RECOMENDABLE PARA MENORES DE 16 AÑOS, AGRADECEREMOS ESTACIONEIS LOS COCHES FUERA DEL CASCO URBANO.

¡¡OS ESPERAMOS!!

ESTO ES UNA QUEDADA, CADA UNO SE HACE RESPONSABLE DE SUS ACTOS Y NECESIDADES. DIFUNDIR… queremos enseñaros la Sierra del Moncayo.

Más info en sierradelmoncayo@gmail.com
Fuente: http://asociacionsierradelmoncayo.blogspot.com

Colabora:                                                               




 
 

domingo, 17 de febrero de 2013

Colaboración en la revista digital 2y2magazine.

Este fin se semana se publica en la Red el nº 6 de 2y2 Magazine. Esta revista en formato digital reune contenidos relacionados con la fotografía, pintura, literatura, arte contemporáneo, escultura, música, vídeos, entrevistas, diseño gráfico...  Me han pedido compartir en ella algunos de los contenidos del blog que más les han gustado. Finalmente fue el post "Cuando la niebla me atrapa" el publicado pero como los sentimientos han variado mucho desde que lo escribí, lo he  complementado con un breve texto y más fotografías. En total son 3 páginas, para verlas hay que utilizar el ratón arrastrando la página hacia arriba. ¡Ah! el Moncayo también aparece representado en un vídeo-artículo por el escultor José Luis Aguerri, escultor de San Martín que tuve el placer de conocer en una feria de Añón.

Espero que te guste...

 
Con Alex Calvo Tomas, Itziar Sagasti, Dolores Redondo Meira, Ione Blanzako,
 David Cucarella, Bardenas Reales, Encanto del Moncayo, Manuel Arriazu,
 Siete Puertas, Javier G. Vidal, Puri Chueca Chueca, Pedro Jordán....


Y por último, me pidieron una presentación para traducir al inglés, agradecer a los amigos de facebook que me ayudaran con sus aportaciones, ya os dije que no era fácil...


 

lunes, 11 de febrero de 2013

Invierno en el Moncayo, llegaron las nieves.

Moncayo desde Maleján (Campo de Borja)


Mucho frío estos días en el Moncayo que ennegrece un paisaje congelado y ralentiza la vida de sus habitantes. Son los cielos los que secuestran la belleza habitual de sus laderas, con un desfile de curiosas nubes de gran hermosura y dulzura en las primeras horas de la mañana pero amenazantes y enroscadas según el sol va perdiendo fuerza. Entre el cielo y la tierra un extraño ambiente impregna el pasar de los días.

En mis incursiones moncainas me queda un amargo sabor al mezclarme con sus gentes, parecen moverse a cámara lenta mientras oigo los ecos de sus conversaciones que llegan tarde a los oídos de sus interlocutores. Tengo la impresión de que hay algo que no va bien y de que la llave que consiga que el tiempo se acorde a los hechos que han de ser está en mi poder. La cerradura donde debo introducirla se aleja cuanto más corro y se acerca cuando paro; sin embargo, no es impotencia lo que siento.

Los tiempos que corren no son buenos para el encanto, aún más valioso si cabe cuando las cosas no son como nos gustaría. No voy a permitir que se pierda encerrándolo para que no escape, seguiré compartiéndolo para que no se extinga como una llama consumida por la falta de oxigeno.  Respiro por ello y a lo lejos contemplo el Moncayo amenazado por un cielo negro que acuchilla la blancura de sus cimas.

Es difícil mantenerse estable con los vientos. Necesito tu aliento de esperanza.