jueves, 21 de agosto de 2014

"Reflejos" en el Espacio Cultural San Atilano de Tarazona.



Seguimos en Tarazona, por amor al arte... y descubriendo el Espacio cultural San Atilano donde dos artistas, Elsa Brocate y Clara Payas, analizan la naturaleza desde diferentes perspectivas. Brocate desde la abstracción y Payas desde un punto de vista más orgánico y figurativo aunque en el resultado final convergen, de ahí el título de la exposición.

Atmósfera mágica... bajo la cúpula de esta antigua iglesia sentí girar a mi alrededor esas miradas artísticas mezcladas con la encantadora naturaleza de nuestro Moncayo. 



Título: "En Construcción". Elsa Brocate.

La Iglesia de San Atilano, patrono de la ciudad de Tarazona, está erigida sobre el solar donde la tradición cuenta se encontraba la casa natal del Santo. Es un importante edificio barroco que en la actualidad carece de culto y alberga este espectacular espacio cultural. Es curioso que nunca llegara a ser parroquia ya que el fervor popular la levanta pero la Diocesis sólo accede a que en ella se ofrezca misa sin administrar sacramentos; el obispo se niega a ello debido a la cercanía de las parroquias de San Miguel Arcangel y Santa María Magdalena, es a esta última donde se traslada la imagen del santo cuando el templo se desacraliza.

A mi primero me sorprendió que el patrón de Tarazona no tuviera su propia parroquia aunque tiene su explicación (ya te contaré), luego la historia del templo y, por último, la gran belleza de este espacio cultural, ¡que maravilla poder exponer allí!


Título: Roble. Clara Payas.

La muestra puede visitarse hasta el próximo 7 de septiembre, los viernes y los sábados de 18.30 a 20.30 horas, y de 12.00 a 14.00 horas los domingos y festivos. ¡No te la pierdas!




martes, 19 de agosto de 2014

Don Paco Martínez Soria, un señor de Tarazona.




Caminábamos por Tarazona cuando vimos una flecha un tanto peculiar... Mira tú, que íbamos al Festival de Cine de Comedia de Tarazona y el Moncayo "Paco Martínez Soria", y esta señal me recordó que teníamos pendiente la ruta urbana que protagoniza el famoso actor turiasonense y que recorre parte del casco histórico. Recuerdo sus películas pero de su persona había oído hablar poco, aunque generalmente bien y si he oído alguna cosa desagradable lo he olvidado, recientemente he descubierto que es frecuente criticar a personas que destacan por algo, muchas veces sin conocerlas personalmente.




La ruta más que nada es un recorrido por la Tarazona Monumental que él conocería y donde se rodaría una de sus películas, "Vaya Par de Gemelos". Finalmente hicimos parte de su recorrido, no nos dijo mucho pero fue un bonito paseo. Comienza en la Plaza que lleva su nombre y donde se levanta una estatua del actor, muy curiosa, simboliza su regreso a Tarazona cruzando el muro del tiempo, con su maleta y su boina.



Para saber un poco más de su biografía decidimos asistir, esa misma tarde, a la presentación de un libro sobre su vida, "El don de la risa", escrito por el periodista Javier Lafuente. La publicación se presentaba dentro del festival de cine dedicado al actor, otro de los homenajes de su ciudad. Una plaza, una estatua, una ruta, un libro, un festival y aún hay más, ahora te cuento. Menos mal, un actor aragonés que dedicó su vida al teatro y al cine con grandes éxitos no merecía ser olvidado en su tierra. Sus personajes de paleto español pueden avergonzar a personas sin sentido de humor, en vez de entender que sólo es llevar al extremo un personaje para arrancar una inofensiva sonrisa e incluso una desestresante carcajada.

El periodista Javier Lafuente acompañado por Jorge Asín, autor del prólogo.
El acto fue presentado por el crítico de cine Fernando Gracia

A mi, por palabras de su hija, Eugenia Martinez-Soria, me da que fue un hombre muy trabajador del que disfrutó muy poco y al que se ve que admiró mucho, contaba en una entrevista que su padre sólo tenía vacaciones los jueves y viernes santos, ¡y porque estaba prohibido trabajar! La verdad, no te voy a contar su biografía porque seguro que la conoces de sobra, pero creo que te gustará oírsela a él en su última entrevista en TVE, muy curiosa porque fue un mano a mano con Bibi Andersen, donde se ve su buen talante y que de "baturro" tenía poco, por mucho que presumiera de serlo (dicen que baturro significa tonto, pero como decía Forrest Gump: "Tonto es el que dice tonterías").




Yo no sé si sus biógrafos lo recogerán pero existe lo que puede ser una leyenda que cuenta que en el momento de su muerte, solo en su piso de Madrid, rellenaba una quiniela que nunca pudo echar y que hubiera resultado premiada con 14 aciertos, triste broma del destino si fuera cierto, ¡cuánto más hubiera hecho reír con ese dinero! Porque ten por seguro que lo hubiera invertido en su pasión, el teatro.

¡Ah! Y que sepas que ahora que se llevan tanto los monológos, él no hubiera tenido rival con los suyos porque también fue monologuista, estos son algunos de los que grabó en cassete en los años 70 y  que puedes oír pulsando sobre los títulos:
Lo intentó también con la canción pero en todo no se puede ser bueno.... Sacó un single producido por Juan Pardo con dos únicos temas: "Capitán de Madera2 y "Yayo". El primero puedes escucharlo en el siguiente enlace:
Sigamos en Tarazona, en el teatro de Bella Artes, hay una pequeña exposición permanente dedicada a su persona en el ambigú de la planta calle, además en otra de las salas del teatro se recogen gran cantidad de documentos suyos cedidos por la familia como sus libretos o recortes de prensa, ya que guardaba hasta las más mínimas referencias a su obras y películas, incluso las pequeñas reseñas de las carteleras de los periódicos perfectamente ordenadas en álbumes.



Ciertamente, que me quedo con ganas de saber mucho más, así que habrá que leer su nueva biografía y estar atenta a los comentarios de la gente que llegó a conocerlo. ¿Y tú qué sabes de Don Paco?





EL DON DE LA RISA: DON PACO MARTÍNEZ SORIA

JAVIER LAFUENTE , DOCE ROBLES, 2014
ISBN 9788494158643






miércoles, 6 de agosto de 2014

Cielos de pasión.



Cielos apasionados que sólo la imaginación de una ciega enamorada puede ver. No aprendo ni aprenderé, me dejo llevar porque quiero creer, quiero confiar y me niego a razonar los sentimientos, son y no necesitan un porqué. La creatividad recogida en un caparazón de autocontrol pesa demasiado, así que voy soltando lastre poco a poco para empezar de nuevo con la mirada limpia. Ser no depende de otros y callar no siempre otorga.

La cargada mochila no me impide caminar con alegría. Me gustan los trucos y me divierten los golpes de efecto, mi chistera es profunda e infinita, como los atardeceres de mi montaña. Cuando los rebaños se recogen y las campanas dan la orden, comienza la magia.

Espérame.