lunes, 6 de abril de 2009

Bodegas vinarias en cueva.


En las 3 comarcas aragonesas moncainas abundan las bodegas escavadas debajo de las casas o en cerros más o menos cercanos al pueblo.

Nosotros visitamos la bodega de Anabel y Fernando, unos buenos amigos en Alberite de San Juan. Su padre, nuestro entrañable y querido Nicolás, la excavó cuando era joven y creo que es una de las de la foto, no me acuerdo exactamente porque había muchísimas. El caso es que ahora están abandonadas porque sufrían muchos saqueos al estar alejadas del pueblo pero antes eran un lugar de fiesta donde aparte de realizar el vino, amigos y familia se juntaban los domingos para asar carne y catar el vino que allí almacenaban. En la que visitamos aún quedan enormes toneles que por su tamaño no han podido saquear.

Actualmente, las bodegas que se encuentran junto a los pueblos siguen siendo centro de reunión y fiesta de sus propietarios y amigos.

Os muestro unos planos para que os hagáis una idea pues es un poco peligroso entrar en las que están abandonadas. En las capillas se guardaban los mejores vinos y por las lumbreras respiraba la cueva pero también era por donde se echaba la uva para ser pisada.




No hay comentarios:

Publicar un comentario