jueves, 27 de febrero de 2014

Una estruendosa tradición: la procesión de la Virgen del Río.

Ermita de la Virgen del Río.

El próximo sábado, 1 de marzo, se celebran en Lituénigo las fiestas en honor a su patrona, la Virgen del Río, que se encuentra en una ermita situada en la entrada del pueblo, junto al río (de ahí su nombre).

Como preludio del carnaval, en estas fiestas se realiza una curiosa procesión. Al atardecer, la gente del pueblo va en busca de su patrona acompañados por sus dos patronos, San Blas a hombros de los mozos de Lituénigo y San Miguel portado por los mayordomos. Parten de la iglesia parroquial  entre rosarios y rezos bajo un gran estruendo, ya que durante todo el recorrido los cazadores del pueblo disparan sus escopetas al aire, los que no disponen de escopeta participan con petardos y una gran traca explota también en un campo cercano. Antiguamente los disparos se realizaban con trabucos o arcabuces, ahora desaparecidos en la oscuridad del tiempo. Esa noche el pueblo se ilumina con hogueras y con todas las luces de las casas encendidas.

La virgen se traslada al pueblo donde "duerme" custodiada por los vecinos.  El domingo se cantan las auroras y, tras la misa, la imagen de la patrona vuelve a su ermita donde pasará el resto del año, dando comienzo el carnaval.

Del origen de esta tradición no se han encontrado testimonios escritos y la tradición oral tampoco logra explicar el vínculo de la fiesta pagana del carnaval con los actos religiosos que os describo.

¡Felices fiestas lituenigueros!

Iglesia Parroquial de Lituénigo. Según la tradición, ésta es la única noche del
año que la Virgen del Río pasa fuera de su ermita.



1 comentario: