jueves, 4 de julio de 2013

Añón Animado.


En los pueblos del Moncayo no es raro encontrar frontones o trinquetes donde se jugaba a la pelota de mano y que en los últimos tiempos se utilizan más como aparcamiento que como otra cosa. Aunque también los he visto cuidados, tal como fueron, y en uso como el que se encuentra en Olvega, muy diferente a los del Moncayo zaragozano.

El de Añón de Moncayo y el de Lituénigo han sido reutilizados para representar un mural del pueblo. A alguno les gustará más que a otros, a mi me parece que no están mal, pero a costa de perder su función anterior.

No está fácil vivir en Añón con niños que jueguen en él, fíjate que este año se quedan sin colegio porque les falta un niño para poder mantenerlo abierto, siendo que hay dos pequeñicos que entrarían al siguiente curso, es una pena.  Mira, precisamente en este mural del que te hablo se dibujaron a los niños del pueblo junto a un señor del siglo XVIII, el pasado,  el presente y...  ¿el futuro? El futuro sería grandioso si se pusiera en valor un pueblo con sabor medieval como este, con tantas tradiciones, historia y naturaleza.

Presente y pasado, frente a lo que fue un castillo.

La verdad, no sé si hay futuro... a no ser que cambien muchas cosas, algo que no está en mi mano, creo... No me gusta pensar que Añón de Moncayo pudiera convertirse en una triste caricatura de lo que pudo haber sido y no fue




¡Anda!, vamos a buscarle compañía al abuelico de la anterior imagen, que lo hemos dejado ahí solico, todo triste y melancólico.

Añón, mirador de cumbres y peñas.

Seamos generosos y ampliemos la mirada, buscando un horizonte bello y esperanzador. Los añoneros son gente de bien que no busca discutir sin necesidad, así que seguro que encuentran la forma de que su escuela se salve, sus monumentos se respeten, sus calles se limpien, sus tradiciones sigan manteniéndose, con el apoyo siempre de su ayuntamiento, claro está.


Plaza de la Iglesia.

La plaza de la iglesia es uno de mis lugares preferidos, el perrico de la imagen existe y ladra mucho pero no muerde, cuando te conoce es muy simpático. El templo no es precisamente una catedral pero tiene su importancia y encierra muchas sorpresas que otro día te cuento. Aquí, en este lugar, se baila el "Palotiau", dance recuperado por la Asociación Cultural "La Fragua" de Añón, que trabaja mucho por la vida cultural del pueblo y por la recuperación y mantenimiento de sus tradiciones. Inexplicablemente, se olvidaron de contar con ella en la última feria medieval que hubo en el pueblo. Sin embargo, sí se contó con otra, la Morca o algo así se llama, ¿te suena? Me gusta conocer todas las asociaciones que hay por el Moncayo porque valoro mucho su trabajo y las considero muy necesarias.




Y bueno, no me enrollo más, el mural y el pueblo tienen otros muchos detalles que no te muestro para que vengas a conocerlos personalmente o los mires con otros ojos si ya los conoces. Junto al río están las cuevas, un paraje muy bello donde se puede pasar el día porque tienen merenderos y un chiringuito que suele estar abierto todos los fines de semana y donde también venden rica miel del Moncayo. Cerca de aquí hay un pequeño puente medieval, que es ya una de las últimas imágenes que te pongo. 



Me hubiera gustado contarte alguna cosa más y hablarte de la Feria del Comendador que se celebró aquí, el pasado sábado, pero opté por no asistir y pasear por el encinar que está teniendo una variedad de flora espectacular, así que otro año será. A las ferias de Trasmoz y Lituénigo de este próximo sábado no faltaré, para disfrutar del gran trabajo que allí se realiza con el apoyo de la Asociación cultural "Los Ancebillos" de Lituénigo y la Asociación "El Embrujo de Trasmoz" junto a la Fundación "Castillo de Tramoz". ¡Se va a armar buena en Moncayo! ¡Nos vemos allí!




7 comentarios:

  1. Bonito reportaje. Has sabido captar la esencia añonera mediante las pinturas del frontón. Muy bien Rocío.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. La realidad siempre supera a la ficción, en lo bueno y en lo malo.

      Saludos!

      Eliminar
  2. A mi lo que no me entra es que teniendo tan cerca alcala , que lleven a los niños a tarazona cuando igual entre los dos pueblos podrian tener incluso dos maestros esto es el mundo al reves, si seguimos dejando que las escuelas rurales cierren pronto cerraremos los pueblos enteros , en alcala no se , pero igual bajan 8 niños y ahora mas los de añon . no lo entiendo y hablo desde Ambel cuando a 3 kilometros esta Bulbuente que tambien los baja a Borja eso si comodo , es , los mandas a las 9.30 y hasta las 4.30 no tienes niños .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco entiendo que los metan en carretera, aunque entendería y respetaría que una madre quiera llevar a sus hijos a colegios más grandes, con más niños y medios. En Vera de Moncayo también hay escuela, imagino que el problema son las comidas.

      El que no haya un servicio de transporte con un horario adecuado entre los pueblos de una comarca también es un gran inconveniente para las personas que nos planteamos vivir en pueblos. Con buenas comunicaciones y transporte público los servicios podrían repartirse y no centralizarse en las ciudades o pueblos grandes. Tendríamos que equipararlos a los barrios de las grandes ciudades y funcionar de una manera similar.

      Un besote, Pilar!

      Eliminar
  3. Tengo ganas de ver este frontón-mural en vivo. En Beratón tienen un trinquete muy chulo también. Hay una jota que dice "Ya no juegan con la mano/a la pelota en mi pueblo/ahora juegan a patadas/y aun dicen que progresamos" Pues eso, que a mi también me da pena que se hayan convertido en aparcamientos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, me perdí el de Beratón!! Pero es que siempre corriendo, siempre corriendo. ¡Cuánto bonito hay por conocer!
      Abrazos!

      Eliminar
  4. hoy i estau en la cara oculta de laluna ,.. digo del Moncayo y hacia un dia muy bonito. habia hasta setas ricas ricas.

    ResponderEliminar