miércoles, 2 de abril de 2014

En el castillo de la Cueva del Caco



Tarazona, 23 de noviembre de 1649

"... No se puede dejar de ver (la cueva) del Caco. Yo anduve i reconocí los rincones con arto peligro, I lo que apunto de Los Fayos es digno del señor don Vicencio acompañado de vuestra merced; pero ha de ser en verano que Moncayo es mal vecino para el iberno, por más que este lugar está a su abrigo, i tanbién esto i aquello es entonces, no primavera, sino el paraíso del mundo: perdone Andalucía, Valencia i Rosellón, i aún Nápoles y Palermo"

Fray Jerónimo de San José


Como ves, hubo otros cronistas hechizados por el encanto del Moncayo que, como yo, proponían "su conocimiento con causa". Fray Jerónimo, escritor y poeta de Mallén, recomendaba a don Juan Francisco de Andrés de Ustarroz, cronista de Aragón, la visita a la famosa Cueva del Caco que hasta hace bien poco era difícil de visitar y que ya entonces parecía tener un acceso peligroso y complicado.

En ocasiones anteriores te he hablado de este castillo rupestre y otras cuevas de Los Fayos, pero hasta este domingo no había podido visitar a fondo esta legendaria cueva. Habíamos entrado antes de que fuera cerrada pero sin atrevernos a pasar de la puerta por lo resbaladizo del terreno. La cosa es que se ha construido una plataforma para que pueda ser visitada y que se inauguraba el pasado fin de semana. Con lo complicado que resulta hacer ese tipo de turismo en estas tierras, aprovechamos que se abriría a los políticos en la inauguración para poder conocerla nosotros también.

Prensa y políticos dando su "bendición" a un nuevo recurso turístico moncaíno.

Se han colocado plataformas de madera en su interior y una larguísima escalera metálica para llegar a ellas. Aunque pueda no parecertelo, se respeta bastante el espacio de la cueva que ahora ya puedo enseñarte.




La estructura permite conocer su interior y disfrutar de una bella panorámica del pueblo. Se vuelve a tener acceso a donde antaño se llegaba con escaleras de madera.


Escalera a zona antes no accesible.


Patrimonio no ha permitido una segunda plataforma para conocer el aljibe, donde llegaba el agua de lluvia por un canal tallado en la roca, pero sí es posible subir ahora a una prolongación lateral de la cueva donde se encuentran 4 habitaciones de pequeño tamaño que se sumarían a las dependencias de la gran cueva, donde hay otras cinco cavidades similares: tres frente a la puerta, una junto al aljibe y otra junto al hogar

Pasillo lateral de la cueva con habitaciones.

Entrada a una de las habitaciones del castillo.

Para que te hagas una idea de lo que vimos, aquí tienes un plano extraído del libro "Un viaje a las fortificaciones medievales de Tarazona y el Moncayo." (Alejandra Gutiérrez · DPZ).




Por lo que cuentan, aún no está acabado del todo el proyecto que se ha llevado a cabo gracias al Plan de Dinamización Turística de la Comarca de Tarazona y el Moncayo, pero al parecer ya puede visitarse pidiéndolo en el ayuntamiento, como cuenta el alcalde de Los Fayos en el vídeo de Moncayo Televisión con el que me despido. Ojalá su encanto atraiga a muchos visitantes, teniendo la empatía necesaria para conocer como se mueve el turista rural y no decepcionarle por encontrarse estos curiosos lugares cerrados, como me ha ocurrido a mi en numerosas ocasiones. Afortunadamente, esto parece ir cambiando aunque aún me quedan puertas por abrir. Eso sí, mi empeño es grande y algún día lograré abrirlas para ti. Todo llegará...



9 comentarios:

  1. Habrá que visitarla, pero viendo el video, me da la impresión que el tema de los horarios va a ser un jaleo de mil narices. Yo no se como estaría antes el acceso a la cueva, pero esas escaleras metálicas hacen daño a la vista, un saludo

    ResponderEliminar
  2. Me lo apunto. Hace mucho tiempo mi amiga de la infancia Mª Carmen cogió la llave y visitamos la famosa cueva. El plano está muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vista hoy, con fotos. Al llegar estaba cerrado, pero un vecino me ha dicho que se podía entrar porque estaba sin echar la llave. Me he quedado con las ganas de subir hasta lo más alto, pero un cartel cerraba la subida. No me complico la vida. Hace años subir era arriesgado y no se podía pisar de cualquier manera. Se echa de menos alguna indicación más detallada de los elementos y la historia.

      Eliminar
    2. Hola Andrés, está inaugurado pero no acabado, faltan los paneles informativos según me dicen y un compromiso serio de apertura al parecer.
      Saludos!

      Eliminar
  3. Pues sí, Eduardo, a nosotros tampoco nos gustó la escalera cuando la vimos... pero...

    En el pueblo habría mucho más que ofrecer y que justificaría la necesidad de personal turístico. Pero...

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si, una persona no vendría nada mal, ya que además del patrimonio cultural del pueblo y la zona, se pueden hacer varios recorridos, pero ahora no hay dinero para nada, o para lo que quieren ...

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Tienes muchas cosas que ver en el Moncayo ;)
      Un abrazo.

      Eliminar