miércoles, 17 de septiembre de 2014

I Jornada de Siega y Trilla en Fuentestrún




Fuentestrún, 21 de agosto de 2014

A finales de agosto, en Fuentestrún, tuvo lugar la "I Jornada de Siega y Trilla" con el buen el fin de recuperar estas faenas agrarias, poner en valor el esfuerzo que sus antepasados tuvieron que hacer para sobrevivir y  para darlas a conocer a las personas más jóvenes que no las practicaron.

En esto los mayores del pueblo fueron los protagonistas principales ya que se encargaron de enseñar a vecinos y visitantes las distintas tareas de la siega como son el dallado y hacer gavillas, extender la parva, trillado y ensacado.

El Ayuntamiento reservó para ello una pequeña finca donde por un día se recreó el pasado de Fuentestrún, con la intención de "impulsar actividades como ésta que acerquen la Historia de nuestra tierra, un pasado de agricultores que trabajaron duro, sin descanso y tenacidad, a este presente de desarrollo urbano y material, con la mecanización de nuestros campos. No en vano, en muchos lugares, en estas áridas y duras tierras se decía que el año tenía “nueve meses de invierno y tres de infierno” (referido a los tres meses que duraba la recolección)".

El número de inscritos para la jornada fue alto y más teniendo en cuenta que se celebró un jueves. Los participantes recuperaron de sus casas antiguas herramientas utilizadas para la siega como la dalla, rastrillo, zoqueta, trillo... Y al final de la jornada hubo incluso premios para los más aplicados, valorándose el interés, esfuerzo y resultado final. El jurado estuvo compuesto por personas que vivieron estas faenas.

Desde su ayuntamiento nos cuentan que: "Olvidar la Historia es perder las raíces, unas raíces que nos hacen fuertes, que entroncan en la sobriedad del soriano, austero, pero de palabra honrada y valores. Por eso darla a conocer es tan importante. Los hombres y mujeres del mañana, hoy niños y niñas, deben ser conscientes de este pasado para que lo mantengan vivo y sepan que, una vez, sus antepasados, miraban al cielo, no para ver las estrellas, si no para aguardar sus designios de heladas y pedrisco, de calor y lluvia; que trabajaron la tierra arando, sembrando y segando, de sol a sol, diez meses de invierno y dos de infierno, que sobrevivieron y salieron adelante conociendo que no debían gastar sin antes tener para gastar, que trabajar duro no garantiza que las mieses acaben en el granero, pero sí que de no hacerlo así, está garantizada la mala cosecha; que quien siembra, recoge y que obras son amores y no buenas razones".

Estuvimos este fin de semana visitando esa zona y varios pueblos quedando completamente encantados con lo que vimos, porque hay mucho que ver, y sobre todo por como nos recibieron tanto en Fuentestrún como en Trébago. De momento, nos mandan fotografías de la jornada de siega para compartirlas contigo pero tengo tanto que contarte, que como diría un jovenzuelo: "Vas a alucinar"

Continuará...

Blog recomendado: elportigaodefuentestrun.blogspot.com














Fotografías de José Julio Gil

No hay comentarios:

Publicar un comentario