lunes, 14 de noviembre de 2011

Acompáñame por el Hayedo de Peña Roya (S1-ruta circular)

Hayedo de Peña Roya.

Acompáñame, vamos a visitar uno de los hayedos más cautivadores del Moncayo, en su época más mágica.  Dame la mano, entramos en el hayedo de Peña Roya.

Otoño, tras una semana de lluvias luce el sol en el Moncayo. Nos reunimos en La Corza con nuestro fraterno amigo Jesús y su encantadora esposa. Llevamos todo el verano esperando este momento, esperando el punto ideal de cocción del otoño en el hayedo. Tenemos muchas expectativas pero todavía no somos conscientes del maravilloso camino que nos espera, puedes imaginártelo bello pero nuestra montaña siempre logra sorprendernos.


Parking y zona recreativa de la  Fuente del Sacristán.

Subimos por la pista que lleva al Santuario hasta alcanzar el parking de la Fuente del Sacristán, allí dejamos los coches y comienza nuestro mágico camino. El sendero es circular y está señalizado, por lo que únicamente tenemos que seguir las señales; quizás avisarte que es más cómodo que lo hagas en el sentido contrario a  las agujas del reloj, para andar de bajada la fuerte pendiente que une la fuente con el Prado de Santa Lucía y poder disfrutar más descansado de su tramo más bello.

Sotobosque del hayedo.

Para ello, continúa subiendo por la carretera unos metros hasta la curva, donde seguiremos por la pista de tierra que en linea recta nos lleva hasta el barranco de Agramonte (o de Castilla en el otro lado de la Raya). Si nos sigues, sabrás que este verano estuvimos justo al otro lado, en el hayedo soriano, fantástico lugar que sé que gustó mucho. Pequeños riachuelos, mullido musgo y muchísimas setas bajo la sombra de estos elegantes árboles que apenas dejan crecer vegetación bajo sus ramas,  a excepción de altos ejemplares de acebo y colorido brezo en los claros del bosque. La fuente de Peña Roya embarra el camino, llegando ya al barranco que separa Aragón de Castilla. Desde el canchal de piedras que parte el hayedo en dos, podemos contemplar ambos horizontes.


Vistas desde el Barranco de Agramonte o Castilla.


El camino  gira bruscamente, subiendo suavemente en linea recta acercándonos de nuevo a la carretera, ahora ya sin asfaltar, por la que bajamos hasta llegar al Prado de Santa Lucía. Allí paramos a tomar un pequeño bocado y un buen trago de vino, junto a los restos de la ermita que da nombre al lugar. Un nuevo manantial calmará a los sedientos que prefieran refrescarse con agua pura y cristalina.

Aunque tendremos que cruzarla varias veces, dejamos la pista y bajamos por un sendero que desciende hasta la fuente de la que partimos. A la derecha del camino  nos encontraremos con un abandonado nevero, que antaño era utilizado para proveer de hielo a los pueblos de alrededor.

Nevero del Prado de Santa Lucía.

Bajamos por un pinar y de vez en cuando una ventana se abre al valle, asomándonos a un precioso paisaje salpicado de pueblecitos y de los pequeños embalses que recogen las aguas del Moncayo. San Martín a la izquierda y de refilón las Landas, su embalse, también se ve el de Litago y más a la derecha los dos de Lituénigo. Parecieran pequeños espejos flotando en un mar de árboles.


Al fondo, embalses de Lituénigo.

Un poco más abajo, entramos de nuevo en las profundidades del hayedo. Este bosque de hayas es uno de los más meridionales de Aragón y se distribuye entre los 1200 y 1600 metros de altitud. Una mayor publiosidad y las nieblas que se agarran al Moncayo hacen que tenga la humedad necesaria para desarrollarse.

Sus hojas parecen monedas de oro que cuelgan sobre nuestras cabezas y tintinean con el sol. Se tornarán rojizas en unas semanas y acabarán cayendo, formando parte del mullido colchón de hojas que nos recoje en los frecuentes resbalones de la pronunciada bajada.

Hayedo de Peña Roya.

Este tramo es bellísimo y es imposible no maravillarse e incluso emocionarse recorriéndolo. Apena terminarlo, aunque de nuevo te reciba el precioso entorno de la fuente del Sacristán, donde puedes reposar y rememorar el camino descansando en su zona recreativa y contemplando sus gigantescas hayas con el sonido del agua de fondo.

Fuente del Sacristán.

La buena compañía hizo que no realizara muchas fotos pero, como siempre pienso en mis encantados, aún pude fotografiar algún que otro rincón para poder compartirlo contigo y guiarte por este bosque encantado. Corre a conocerlo, antes de que el viento del invierno vuele sus colores otoñales y la luz de la cumbre nevada asome en sus ya desnudas ramas.


11 comentarios:

  1. Bonito lugar, tendré que visitarlo, muchas gracias por enseñárnoslo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Luis, acabo de darme cuenta de tu comentario. Me alegro de que te guste.

      Saludos!!

      Eliminar
  2. Espectacular, muchas gracias. Me gustaría saber el tiempo del recorrido para tener la seguridad de poder hacerlo con mi hija de siete años. Gracias de nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Es un recorrido muy sencillo, no tendrás problema con tu hija.
      Horario: 2 h. 15 min.
      Desnivel de subida: 280 m.
      Desnivel de bajada: 280 m.
      Distancia horizontal total recorrida: 8 Km.
      Colores de otoño espectaculares a finales de octubre o principios de noviembre.
      Saludos!!

      Eliminar
  3. hola!

    está muy lejos de Cueva de Agreda? vamos a ir allí un fin de semana y estamos buscando excursiones, como vamos con niños ésta me parece bonita

    gracias
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana, está relativamente cerca. Justico al otro lado de la montaña, pero en coche tenéis que ir por Agreda-Vozmediano-Agramonte. Es una ruta sin complicaciones para niños. El Moncayo va a tener un color otoñal temprano, de hecho ya marronea el hayedo zaragozano.

      En Cueva de Ágreda también tenéis excursiones muy majas por la dehesa y en el pueblo de Beratón.

      Disfrutad mucho del finde por el Moncayo.

      Saludos!!

      Eliminar
  4. Hola Rocío, no conocía este blog, y me ha gustado mucho tu relato de la ruta. Esta la quiero hacer con el peque y no he visto ningun track de la ruta ¿esta bien señalizada?. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo, la ruta está señalizada y bastante bien para ir con niños. Quizás puedas despistarte al llegar al Prado de Santa Lucía donde se abandona la pista de tierra para tomar un sendero que baja por el pinar. Para no perderte puedes descargar el track en el siguiente enlace: http://www.rednaturaldearagon.com/default.aspx?FolderID=47

      Saludos!!

      Eliminar
    2. Muchas gracias Rocío, esta primavera o en otoño, nos acercaremos a realizarla. Saludos

      Eliminar
  5. Tiene muy buena pinta. Este fin de semana hice la ruta de la fuente de los frailes, pero creo que en un par de semanas me animare con la del sacristan. Gracias por la informacion.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A finales de octubre o primeras semanas de noviembre estará en su punto.
      Gracias por el comentario!

      Eliminar