lunes, 25 de marzo de 2013

Crónica de la quedada en Manubles: Había una vez una montaña de colorines.



"Erase una vez que se era, un valle tan precioso, tan precioso, que dos poderosos Reyes se peleaban por él, menos mal que al final hicieron las paces y sus habitantes pudieron vivir felices durante muchos siglos. Hasta que un mal día, el valle cayó en el olvido y se vio amenazado por un grave peligro. Los señores de las sombras descubrieron que en el nacimiento de su río había un mineral muy valioso, con el que iban a ganar mucho dinero. Esto podía contaminar todo el valle, pero como poca gente lo conocía no tendrían mucha resistencia... Una chillona montaña de colorines que allí había no se lo iba a poner tan fácil, pero teníamos que encontrarla antes de que ellos lo hicieran..."

NO A LA MINA DE BOROBIA


Ayer domingo, celebrábamos el cuarto aniversario del blog en un valle de cuento, cercano al Moncayo, y que asombrosamente poca gente conoce. Esto suele ocurrir en las historias de fantasía, donde la oscuridad del olvido destruye grandes reinos y a todos sus habitantes de los que nunca más se vuelve a saber.

Nosotros no podíamos permitir que esto ocurriera en el bello valle del Manubles. Así que contactamos con la asociación cultural Carrabilla, afincada allí, a través de nuestra amiga Piedad, que tiene una casa rural en Bijuesca de fábula, muy bonita.  "Sí, sí -me contaban- el valle tiene muchos senderos que recorrer, bonitos y peculiares pueblos y una naturaleza concentrada", pero "No, no -les dije- ¡tenía que ser una quedada de senderismo infantil!". Un valle tan de cuento merecía una actividad muy especial, y quien mejor que los niños para vivirlo, sólo ellos podían salvarlo con su inocencia y descubrir sus tesoros con su insaciable curiosidad. Así fue, Carrabilla, Piedad y muchos colaboradores nos pusimos manos a la obra para difundirla, mientras en el valle preparaban todo para los pequeños andarines y sus familias. Y qué te voy a contar, la jornada fue todo un éxito, vinistéis muchos y pudimos rescatar a la montaña de colorines del olvido. ¡Estamos tan contentos!

Si no pudistes venir, echamos miguitas de pan para que otros encontraran el camino, espero que no se las hayan comido los pájaros... Bueno, te cuento...

Primero subimos al castillo de Bijuesca a conocer la historia de los Pedros, los reyes peleones lo dejaron hecho unos zorros pero aún conserva una torre, gran parte de sus murallas y la iglesia fortificada.  


Fotografía de Piedad Lopez.

Busquemos y encontremos muchos fósiles junto a una era.

El río Manubles tiene bellas cascadas, a todos nos cautivó la del Pozo de los Chorros


Aprendimos a distinguir con una lupa los musgos de los líquenes.





Llegando a la montaña de colorines, los niños dudaban de que pudiera existir una montaña así, pero...



Finalmente, ¡LA ENCONTRAMOS!

Fotografía de Piedad López.

María Blasco, de la Asociación Carrabilla, nos enseño muchísimas cosas del valle. Los niños no olvidarán...




Al final de la mañana, lo pasamos en grande con Piedad, que nos enseñó a hacer la colada en el antiguo lavadero de Bijuesca como se hacía antes.



Los pequeños, lo hicieron muy bien y con ganas. No hubo que decírselo dos veces, estaban deseando mojarse y hacer mucha espuma con ese jabón tan raro que hacían antes.




Una vez terminada la colada, nos despedimos todos, muy contentos de haber comprobado que la montaña de colorines era real y dando por finalizada nuestra jornada de cuento en el bello Valle del Manubles.




Os dejo con la crónica de uno de los pequeños que asistieron, todo un bloggero al que ya había leído anteriormente cuando narraba sus visitas al Moncayo (aunque allí no lo reconocí, soy doña despiste), vamos a tener que ficharlo para lo nuestro... jeje, o él a nosotros.




4 comentarios:

  1. Precioso todo, el valle, la historia, la crónica, me ha encantado¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Aupa el Encanto del Moncayo y su autora...!!
    Gracias por la referencia de Lukas-gusanito.


    Eduardo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imposible un mejor cierre que la visión de un niños. Gracias a vosotros!!

      Un abrazo.

      Eliminar