lunes, 22 de abril de 2013

Las Santas Reliquias de Ambel.

Listado de las reliquias de Ambel.

Siempre me ha llamado la atención el gran número de reliquias que se veneran en Ambel, a las que consideran patronas y protagonistas de las fiestas principales del pueblo. Así que, no podía perderme la charla que el pasado sábado, 20 de abril,  se impartía sobre ellas en este pueblo del Campo de Borja, dentro de sus jornadas culturales primaverales, por parte de D. Manuel Gracia Rivas,  presidente del CESBOR, y el historiador Alberto Aguilera Hernández.

Gracias a su agradable y completa explicación,  ya entiendo cómo, cuándo y porqué se concentraron en un pequeño pueblo del Moncayo tales maravillas, de una importancia religiosa, respetable y alabable, no carente de gran riqueza artística e histórica.

Tras un delicioso paseo por la historia de la Orden de Malta y su vinculación con Ambel, se describió a los asistentes una amplia lista de relicarios y sus contenidos, curiosísimos muchos de ellos, como el hueso de una aceituna del huerto de  Getsemani, huesos y restos varios de santos, astillas de la cruz de Cristo  (Lignum Crucis), piedrecitas o arenas de lugares sagrados, etc.

Las ordenes templarias y hospitalarias que anduvieron por el Moncayo en la edad media fascinan a muchos, sin embargo, aquí no parecen prestarles mucha atención. Pero en Ambel existe un gran palacio convectual que perteneció a estas órdenes y que tuve la suerte de visitar hace unos meses gracias a la intermediación de nuestro amigo ambelero, David Lamana, que me presentó a uno de sus propietarios. Fue un día especial, que agradezco mucho y que no olvidaré, cuyos contenidos y conversaciones me aportaron una visión diferente de estas tierras y del país en general, que aún estoy procesando y meditando, algún día te contaré a las conclusiones a las que llegue.


Palacio convectual de Ambel y Torre de las Reliquias.
 

Pero volvamos con las santas reliquias y de como llegaron a Ambel. El caso es que fue D. Pedro de Monserrat, uno de los comendadores de la encomienda sanjuanista conocida en la actualidad como la Orden de Malta, el que consiguió una primera remesa de la colección de reliquias.


"Era el año mil quinientos,
y además cuarenta y nueve
el dos de Julio fue el día. [...]
Y en medio de aquel ambiente,
rico de flores y aroma,
ya por Voldealonso asoma
Monserrat que sonriente
le entrega a su Ambel querido
las reliquias que el prior de Caspe
le ha concedido."
                         Dance de Ambel

En esa época la picaresca hacía pasar por buenas, falsas reliquias, pero todas las encontradas en Ambel están documentadas demostrándose su "autenticidad".

Quiso además, este comendador, que junto a ellas reposara la cabeza de su hermano Mechor de Montserrat, capturado y decapitado en la heroica defensa del Fuerte de San Telmo, en la isla de Malta, donde aún yace el resto de su cuerpo, enterrado en la concatedral de San Juan. Pienso yo, que por darle honores de martir, quiso acompañarlo de otros santos y mártires...


Cabeza momificada de Melchor de Montserrat.

Pedro de Montserrat donó al pueblo todas las reliquias obtenidas con la única condición de que fueran siempre veneradas. Con el tiempo, hijos ilustres de esta villa aportaron otros relicarios con nuevas reliquias a los que también se sumaron relicarios devocionales de propiedad privada, entregados incluso ya entrado el siglo XX. De manera que, en la actualidad, allí se encuentran restos de más de 100 santos, así como objetos provenientes de lugares sagrados junto a reliquias llamadas de contacto, que imitan a otras con las que son rozadas, como es el caso de uno de los clavos de la Pasión de Cristo perteneciente a esta colección.

La Fe a veces necesita de milagros, y milagroso fue que sacando en procesión una arqueta de marfil con reliquias de los Santos Lugares, encontrada tras el altar, comenzara a llover nada más cruzar la puerta de la iglesia dando fin a un terrible periodo de sequía. Esto ocurrió un 1 de septiembre, al suceder aquel milagro, los ambeleros decidieron que el primer domingo de septiembre, sería fiesta votiva para siempre, y así se hace, llamando a esta fiesta "del día del Pueblo" -me cuenta Cristina Herranz, concejal de cultura.

Soy amiga de amuletos y creo que "la fe mueve Moncayos", creeremos entonces en el poder de las reliquias que se encierran en la capilla de la bella iglesia de Ambel.

Para saber más: Blog del CESBOR>>

 



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario