jueves, 22 de agosto de 2013

En el laberinto.


¡Me perdí! ¡Con las ganas que tenía yo de encontrarme con un laberinto de setos y ahora voy y me pierdo! Espero que en éste no viva un minotauro o bicho similar, ¡soy demasiado joven para morir sacrificada!


¡Uyyy, qué mareo! Esto es como un gran cerebro vegetal, tengo que estabilizar mis neuronas y encontrar el centro. A veces, el miedo nos hace buscar la salida sin parar a encontrar el porqué de las situaciones que vivimos, yo necesito respuestas para no volver a perderme, así que relax. Vamos a recorrer con calma este maravilloso laberinto vegetal que nos hemos encontrado en el paraje de "El Bocal", en Fontellas (Navarra). Es un lugar ideal para ir con niños y refrescarse en verano, allí nace el Canal Imperial de Aragón, ya te contaré, ya...



¿Izquierda o derecha? No te escapes, hay que mojarse y elegir. ¿Nos encontraremos enamorados tras las esquinas? No sé, no sé... Te cuento, este laberinto encierra un secreto que encantará a los peques, en su centro hay sorpresas, si lo encontráis decidles que pulsen el botón verde y un surtidor de agua se levantará de repente, ¡me encanta!.



Y ahora, ¿cómo salimos? El laberinto Carlos fue construido a finales de los 80 y replantando recientemente porque los anteriores cipreses enfermaron, por lo que no está muy tupido y no nos va a dar claustrofobia, incluso podemos hacer trampa pasando entre alguno de ellos (respetando los jóvenes setos), eso sí, perdiéndonos la emoción y satisfacción de encontrar la salida después de dar vueltas y vueltas, no te creas que está fácil la cosa.



Estuvimos este puente por la zona de Tudela y tenemos que contarte mucho sobre esta ribera navarra que nosotros también consideramos "territorio encantado", allí también miran para el Moncayo. Es un nuevo Reino a conquistar que nos ha cautivado y del que te voy a hablar mucho, tenemos que reunificar un territorio grandioso ¡cuánto trabajo nos queda por hacer! ¿Me ayudarás? ¿Sí? ¡Muchas gracias!  Ahora, salimos del laberinto pero no tardaremos de nuevo en perdernos por aquí. ¡Te veo pronto!



6 comentarios:

  1. Hola Rocio, me trae buenos recuerdos estos laberintos, me vienen recuerdos de cuando era niño y me perdía en el laberinto que hay en el Palacio de la Aljafería. Por Tudela estuve el otro día, haciendo la vía verde del Tarazonica, pero me quede en la estación. Tudela y los alrededores bien merecen una visita, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, lo leí y me gustó mucho. Toma nota por El Bocal pasa el Camino de Santiago del Ebro en Navarra y la etapa 21 del Camino Natural del Ebro GR-99.

      Y no olvidarse del Parque Natural de Las Bardenas!!

      Saludos!!

      Eliminar
    2. Tengo pendientes alguna ruta por las Bardenas, pero con el tema de las restricciones, según la temporada que sea, lo voy dejando. Por cierto la Vía verde el Escachamatas, que es mejor hacerla en bici o a pie, ¿que tal esta el piso?.

      Eliminar
    3. Es pista de tierra, yo creo que no está mal para ir en bici. La he andado bastante porque viví un tiempo en unos de los pueblos por los que pasa. El instituto de secundaria de Borja era donde se encontraba la estación y punto de partida de la vía.

      Eliminar
  2. Hola amigos. Yo también fui muchas veces al laberinto de la Aljafería, una lastima que lo eliminaran para la expo. En plaza hay un parque que tiene 3 laberintos.

    PD. Ya vi tu descripción del Tarazonica Eduardo, que pena el estado de conservación de las estaciones.

    Un saludo moncainos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda! No sabía que había en Plaza, me acercaré a verlos.
      Saludos!!

      Eliminar