viernes, 3 de enero de 2014

Las Cuevas del Rey en Añón de Moncayo



Las Cuevas del Rey son dos cavidades no muy profundas cercanas a Añón de Moncayo. Están situadas en el paraje de Las Cuevas, a unos 600 metros del pueblo, donde encontrarás una bonita zona recreativa con mesas y barbacoas junto al río Huecha, alimentado por el manantial que surge de una de estas cuevas y que junto a los cercanos manantiales del Rey y del Prado hacen que este río lleve buen caudal a su paso por el lugar. El agua que mana de su interior proviene de filtraciones del vecino barranco de Morca.

Manantial de Las Cuevas


Aunque actualmente se las conoce como Las Cuevas de Añón, sin más, Federico Bordejé en sus "Rutas Becquerianas" (1932) las denominaba Cuevas del Rey y les atribuía "evocadoras leyendas", por lo que recojo su antiguo nombre con el afán de que no se pierda y descubrir más sobre su historia.

Boca de la cueva más pequeña desde su interior.

Estas cuevas constituyen un hábitat importantísimo para diversas especies de murciélagos cavernícolas. Durante la primavera y el verano acuden a ellas para criar, y en su interior pasan también el invierno en estado de hibernación. Son animales muy sensibles y tienen una escasa tolerancia a la presencia humana por lo que hay que evitar que sufran alteraciones en sus refugios, sobre todo durante la cría (abril a julio) e hibernación (noviembre a marzo). Molestarles en época de cría puede provocar que abandonen sus crías, y despertarles mientras hibernan hace que consuman sus reservas energéticas y mueran por inanición antes de llegar la primavera que es cuando consiguen los insectos de los que se alimentan. Los murciélagos consumen gran cantidad de insectos perjudiciales para la agricultura, por lo que son importantes para el control de plagas. Lamentablemente en los últimos años están desapareciendo en toda Europa por diversos motivos, como pueden ser enfermedades, uso de insecticidas y uso turístico de las cavidades donde se refugian.

Para evitar el paso de visitantes al interior de las cuevas de Añón se colocaron unas rejas que impedían el acceso a personas pero que han acabado perjudicando a la colonia de murciélagos que viven en ellas, ya que no es el cerramiento más adecuado porque entorpecen su vuelo y pueden acabar abandonando la cueva. Por ese motivo, hace un par de años se abrió la reja y se colocó un vallado periférico que afea mucho el entorno de este paraje pero que no obstruye la boca de la cueva y permite el vuelo libre de estos animales.




Recientemente, paseando por allí, descubrí que la reja vuelve a estar cerrada aunque con el barrote superior serrado y la puerta del vallado exterior sin candado o cierre que impida la entrada. Nos encontramos el interior mucho más limpio que antiguamente cuando era más fácil acceder pero no entendí muy bien porque la reja volvía a estar como antes.

Desde 2011, en Añón de Moncayo, se celebra a finales de agosto la noche de los murciélagos con actividades para toda la familia y visitas interpretativas al interior de las cuevas para conocer a sus alados habitantes. Me comentaron que este último año fue lamentable el bajo número de asistentes, quizás porque coincidió con alguna otra actividad en el pueblo. Existiendo un centro de interpretación de la naturaleza del Parque Natural de Moncayo en los bajos de su Ayuntamiento, sería interesante que se les dedicara un pequeño espacio en él y se ayudara a promocionar eventos tan interesantes como el que te comento u otros parecidos que ayuden a dinamizar un centro de visitantes que abre cada vez menos días al año y que cuando visité por primera vez me sorprendió muy agradablemente, no sólo por su exposición sobre los usos tradicionales del valle sino también por las personas encargadas entonces de gestionarlo. Sólo es una sugerencia, a la que añadiría el empleo de personas que vivan en la zona y que mostrarían mucho más interés en su apertura y más conocimientos a la hora de mostrar sus contenidos. No puedo evitar ser un poquitín reivindicativa, pero ya me conoces... Ala pues, pidamos también un panel interpretativo junto a las cuevas que explique todo esto que te cuento y que prohíba utilizar el flash de las cámaras en su interior.

Plano del interior de las cuevas. Fuente: Espeleo Club Zaragoza


Me falta información sobre la historia de estas cuevas, sus leyendas y las especies de murciélagos que hay o había. Si te apetece contarme, ya sabes que soy toda vista y oídos. ¡Nos leemos pronto!


Te pueden interesar:




3 comentarios:

  1. Hola Rocío!

    Feliz Año 2014 para todos!

    Me encanta el Moncayo, de hecho he estado estos días cerquita y me ha vuelto a impresionar su estampa, con ese manto blanco ........ sencillamente impresionante, encantador, arrebatador.......

    Y que decir de Añon, es el pueblo de mis antepasados, es un pueblo magnífico!!

    Bueno, lo que quería comentar es que siempre me han explicado que en Las Cuevas se encontraron restos de munición, etc.. de la guerra civil. Me gustaría que alguien confirmara el hecho y especificara qué más había y para qué las utilizaron.

    Gracias y saludos cordiales,

    José Mª

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José Mª! Feliz año!

      Poco a poco iremos recopilando información sobre las cuevas. De momento me cuentan que "la cueva constituye uno de los refugios de Aragón con mayor número de especies identificadas, sobre todo en época invernal. La gran mayoría se encuentran en la chimenea de la ultima sala del ramal situado más NE. como el Murciélago grande de herradura, Murciélago Mediterráneo de Herradura y Murciélago pequeño de Herradura, murciélago Común y Murciélago ratonero grande. En periodo estival, para reproducirse se junta también una colonia de Ratonero Gris.

      Saludos!

      Eliminar
  2. interesante recurso turistico-patrimonial,,a poner en valor

    ResponderEliminar