jueves, 8 de abril de 2010

Hechizos modernos

Huyo de los cantos de sirena que me atrapan en mundos virtuales, sólo son espejismos que desaparecen con un clic. Hechizos con palabras vacías en un cerebro hueco de amor. Exijo una mirada que les dé contenido y una caricia que les dé emoción, todo lo que quiero cabe en un corazón.

Suena la música, de nuevo puedo oírla; recupero el tiempo y las horas vuelven a tener minutos. Siento como la brisa entra por los poros de mi piel hechizando mis pensamientos. Seres mágicos, burlones y tímidos me observan y ríen. Ellos no conocen la luz fría de una pantalla donde miles de almas se refugian. Recuerdo la mía allí atrapada...

Me asomo al abismo, cuanta soledad veo, siento y sufro... Les tiendo mi mano y les pido que vengan conmigo. En mi montaña cabemos todos -les digo, pero el pozo es muy hondo y no les llega la luz de mi cielo. Otra luz incandescente les atrae y creen brillar como luciérnagas, pero no es así... ¡Eh! el mundo esta aquí -grito, pero no tienen tiempo, todo va muy rápido y no hay suficientes horas en el día. Mi montaña me llama y tengo que dejarles, llega la noche gris y su silencio me acompaña, la luna brilla en la esquina de mi ventana y comienza a soplar el viento.
Cartas desde mi villa ;o)

En los mundos virtuales hay hechizos más peligrosos que los de la luna llena.

4 comentarios:

  1. siento que debo decir algo, pero no conozco la palabra que debiese ser escrita

    ResponderEliminar
  2. A mi me ocurre algo similar, me encanta todo lo que escribes, pero a menudo me quedo sin palabras........ains que bonito!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juani, no es necesario decir nada, sólo son ingenuos pensamientos que lanzo al viento.

      Me gusta pensar que la ingenuidad puede llegar más que la irascibilidad, aunque a veces pueda ser más molesta de lo que pueda parecer.

      Un besico.

      Eliminar