sábado, 2 de julio de 2011

De cómo protegerse de las brujas de Trasmoz.

Escobas con el palo en el suelo para proteger
 la casa de las brujas (casa de Trasmoz)

Aprovechando que se celebra una nueva edición de la feria de la brujería en Trasmoz, te daré unos pequeños consejos que te ayuden a ponerte a salvo de estos seres mágicos. Si has nacido en Viernes Santo, como Cristo, no tienes problemas pues el nacer el mismo día te hace inmune a sus sortilegios. De hecho, ese día de la semana estamos todos más o menos a salvo ya que ellas pierden sus poderes, pero a cambio pueden oír todo lo que se habla de ellas aunque sea al otro lado del mundo; mejor no las mientes en viernes. Bueno… algunos autores como el gran poeta G.A. Bécquer, gran entendido en leyendas moncaínas, narraba lo contrario, son los viernes cuando hay que mentarlas porque no tienen poderes… hummmm… bueno el caso es que calladicos mucho más guapos.

Lo que sí aseguran, todos los entendidos, es que no podrán hacerte ningún mal si durante tu bautismo el sacerdote no se equivocó al echarte el agua, ni dejó olvidada ninguna palabra del credo en la ceremonia. Me dirás que cómo “narices” sabes eso. Nada, “sencíllisimo”, toma un cedazo después de las 12 de la noche (las brujas sólo tienen poder desde las 8 hasta las 12) y haciendo tres cruces sobre él, tenlo suspendido en el aire por el aro con las puntas de unas tijeras; al hacer esto si se ha olvidado alguna palabra da vueltas por si solo y si no, permanece quieto.

Eran los sábados cuando las brujas acudían preferentemente a Trasmoz tras el toque de ánimas. Cuidadin estos días,  hay cacería y muchas huirán a pueblos cercanos. Para evitar que entren en tu casa hay que colocar las escobas en la puerta de entrada con el palo en el suelo y si tienes chimenea ya conoces por donde se cuela el lobo, para que no lo hagan ellas traza una cruz con las tenazas en la ceniza del hogar pero no se te ocurra envolver estas tenazas con la ceniza pues conseguirás el efecto contrario.

Si todo falla te recomiendo que te encomiendes a la Virgen del Rosario de Albeta, ya que tiene fama de conjurar a endemoniadas y endemoniados.

Y tras todo esto te diré que no estoy yo tan segura de que las brujas fueran tan malas, porque a ver... los druidas y brujos anglosajones no tienen tan mala fama. ¿Qué pasa? ¿Es por qué son mujeres sabias? Algunas incluso eran apreciadas por sus vecinos por sus poderes sanadores y su gran conocimiento sobre las propiedades de las hierbas  (muchas y muy útiles en el Moncayo). Cuando no existía la cirugía estética ellas nos libraban de verrugas y orzuelos. En los escapularios que llevaban al cuello siempre portaban plantas medicinales con los que curaban a los enfermos. No sé yo… aunque lo cierto es que alguna también tienen fama de haber sido muy mala; la tía Casca sin ir más lejos, aun despeñada tras el cementerio de Trasmoz, sigue haciendo de las suyas cuando pasas junto al barranco por donde la tiraron. Pero nos quedaremos con la buena fama de las entrañables Galgas, a las que se recuerda con cariño en el mismo pueblo. Hubo muchas otras brujas en otros pueblos del Moncayo pero tengo que coger la escoba y volar para Trasmoz, se prepara una gran fiesta, así que otro día te lo cuento.


Bibliografía:
- “Etnología y antropología cultural en la comarca del Moncayo”, Antonio Beltrán Martinez.
- “El Moncayo, fantástico, legendario y misterioso”, Alberto Serrano Dolader.

Museo de la Brujería (Trasmoz)


3 comentarios: