sábado, 28 de abril de 2012

En la casa de D. Antonino Tutor Vázquez (Novallas)

Salones de la casa.

Privilegio de vivir un encantamiento es poder retroceder al siglo XVIII...

Visitamos la casa en Novallas de un héroe de la guerra de África, que pasó muchos de sus veranos en este pueblo y que su biznieta y heredera nos invita a conocer.

D. Antonino Tutor Vázquez.

Antonino Tutor Vázquez, del Regimiento de cazadores de Treviño, obtuvo la Medalla de Mª Cristina en África por su valor al cruzar las líneas enemigas para salvar las mulas de un regimiento atrapado, en aquellos tiempos se contaban las bajas humanas y las bajas de las caballerías, no sabría decirte cuales eran más valiosas.

Veterinario de Alfonso XIII, bueno… de sus caballerías (no seáis mal pensados), se encargaba de viajar a Inglaterra a comprar los caballos Reales. Sus descendientes heredaron la nobleza y el valor de este caballero y la humildad de su señora, Eufrasia Ruiz. Su biznieta, Asunción Cisneros, nos invitó a conocer la casa de su antepasado que se conserva tal y como estaba en el siglo XVIII, el salacot del bisabuelo cuelga del perchero y sus espadas preparadas junto a la silla de montar


Las alcobas conservan los mullidos colchones de lana y en los salones todo está listo para tomar el té de las cinco.



Para mi es un sueño poder subir por las escaleras de esta casa, perfectamente conservadas...



En la última planta se encuentra la cadiera y, junto a ella, las estanterías guardan los antiguos utensilios de cocina, que seguramente serían modernos en su época como, por ejemplo, un curioso objeto que servía para batir la mahonesa (en la foto, junto al sifón).




Junto a la cocina, una casita de muñecas con la que jugó la tataranieta de D. Antonino nos dice que el tiempo no paró aunque así lo parezca. Miramos por la ventana, abriendo sus antiquísimos postigos,  y vemos los tejados de Novallas y enfrente su iglesia, de la que nos recomiendan conocer su importante ábside románico, algo complicado pues no se facilita su acceso.



Querida Asun, ha sido un placer conocerte a ti y a tu ilustre familia. ¡¡Muchísimas gracias por compartir tu encantadora casa con nosotros y con nuestros encantados!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario