lunes, 24 de junio de 2013

Crónica de la I Recreación de la Leyenda de la Mora Encantada

La luna roja de nuevo en la Torre de Bulbuente.


Bulbuente es uno de los puntos que tengo marcados en mi línea del tiempo, así lo veo en mi nueva bola de cristal cuando miro más allá de mañana. Estoy como chica con zapatos nuevos, este redondo aparato es más efectivo que otras fuentes de las que bebo para poder tenerte informado. Aún me falta algo de práctica, pero mirar en su interior me ha mostrado que seguía caminos equivocados y que tengo que ser sincera, conmigo y con otros, si quiero conseguir la perfección de la poción mágica y cerrar agujeros negros que absorven mi energía e irradian una gran negatividad.

Es una pena que esta bola sólo valga para hechiceras porque me gustaría que más de uno se asomara dentro y viera que con tiempo y los ingredientes adecuados se pueden realizar hechizos tan embriagadores y perfectos que llegarían a todos los rincones del mundo, atrayendo a numerosos encantados. Si no llega a ser por que veo un nuevo camino, es posible que la puerta de Villa Encanto se hubiera cerrado para siempre conmigo dentro, pero no puedo dejar que las emociones me puedan, tengo que olvidar y mirar siempre hacia delante.

Bueno, dejo de contarte mis cosas, que ya sé que tú tienes tus propios problemas y no es cuestión de que te ponga la cabeza loca pensando de que narices hablo. Entremos en el encanto que es lo que nos interesa.



El caso es que en las fechas mágicas del año, como pueden ser las del solsticio de verano,  suceden hechos increíbles como los ocurridos este pasado sábado en Bulbuente y que te anunciábamos en nuestra nueva página www.encantodelmoncayo.com Espero que te hayas enterado porque sus pobladores han organizado un gran evento en el que han recreado una de las leyendas más bonitas y románticas del territorio Moncayo: "La Leyenda de la Mora Encantada".


Con muy pocos medios pero con gran ilusión se revivió una gran historia de amor; Aysha y Alonso volvieron a besarse en la torre del castillo de Bulbon, sin miedo a la maldad de los que dicen quererte y luego te transforman en piedra, como hizo el malvado padre de la mora cuando descubrió que su hija estaba con un infiel. Fue tan desproporcionado su enfado como su hechizo, pues el encantamiento fue tan fuerte que abrió un gran agujero en el lugar en que se produjo y que te describí ya hace un tiempo: http://encantodelmoncayo.blogspot.com.es/2011/10/la-hoya-de-la-mora-encantada.html

Tanto a mi como a mis acompañantes nos encantó lo que sucedió en Bulbuente, creando ilusión y recuperando la magia del pasado. Mi hijo pequeño no rechistó viendo la representación en cada una de las ventanas de la torre donde asomaron los protagonistas de la noche, doy fe de que esto es algo portentoso ya que una encantadora, tan experimentada como yo, lo consigue pocas veces, "en casa de Herrera varita de palo" (sí, ya sé que no es así el dicho pero yo me entiendo). Esperemos que la magia continúe en años venideros y podamos disfrutarla de nuevo. Nuestras felicitaciones a todos los implicados y nuestro apoyo en todo lo que emprendan. De corazón, aquí estaremos.



2 comentarios:

  1. GRACIAS, MIL GRACIAS por estas maravillosas palabras que me han puesto los pelos de punto.
    Espero que esto solo sea el comienzo de una gran tradición para nuestro Bulbuente.
    Un beso enorme de "Aysha". Estoy muy orgullosa de haber podido interpretar a la protagonista de esta bonito leyenda.

    ResponderEliminar