domingo, 3 de abril de 2011

"Mi Historia"

Diana es una nueva encantadora que desde Fuendejalón, en Campo de Borja, nos contará nuevos "Encantos del Moncayo". Otra visión de los poderes de la Montaña Mágica:

Hola, soy Diana y esta es mi historia .........

Es un poco difícil de explicar con palabras la magia que contiene este maravilloso paisaje y el porqué escribir acerca de él. Les voy a contar una historia, mi historia.

No sé si les he dicho que soy Argentina, vivía en Buenos Aires, en pleno centro urbano, todo el día de aquí para allá de manera absolutamente independiente y a un ritmo vertiginoso en el que te mueve la gran ciudad. Un día me ofrecieron un trabajo en Zaragoza, me enseñaron unas fotografías del Pilar, de la ciudad, del Moncayo... y cuando vi ese paisaje, sentí dentro de mi, que ahí tenia que estar. Fue un sentimiento muy profundo e intenso, como un llamado por decirlo de alguna manera, un amor profundo a ese paisaje, solo recuerdo la fuerte sensación de querer estar ahí, que ese era mi lugar en el mundo. Lo que nunca imaginé era lo que allí encontraría.

Así que impulsada por sentimientos y mis deseos de conocer, salí de mi mundo de asfalto, de grandes edificios, de escaparates, cines, teatros para llegar hasta aquí. El cambio fue rotundo y duro, tan duro como una roca y el golpe, aún lo fue más. Abatida por las desilusiones a las que me había enfrentado y soledad, mi única compañía era el paisaje que miraba desde mi ventana, ese montaña mágica a la que veía todas las mañanas entre lágrimas y esperanza. Muy dentro de mí había algo que me decía que no estaba equivocada, que acá encontraría lo que yo estaba buscando.

Pasaron los días y el dolor, la soledad, la desilusión, el temor se estaban apoderando de mí, mis deseos se estaban desvaneciendo y mientras miraba mi amado Moncayo decidí volver a casa, pero fue en ese momento en que ocurrió algo mágico, lo encontré

¡¡¡¡¡Si !!!!!...¡¡¡¡¡el amor el verdadero!!!!! por el cual dejarías todo sin pensarlo una y otra vez. Esa persona especial que hace que todas las mañanas te levantes y te sientas vivo, que cada minuto del día sea maravilloso, que todo a tu alrededor brille aunque el cierzo sople con tanta fuerza que parezcas tocar el suelo, todo a mi alrededor se volvió único más que nunca; ese deseo de echar raíces aquí, del amor que esta tierra despierta en mi, se hizo realidad.

Han pasado, días, meses de felicidad y el temor, las lágrimas y la soledad ahora son sólo un recuerdo y así, el amor que siento por esta tierra se transformó en el amor por el hombre, por mi maravilloso hombre, quien ama tanto, más o igual que yo este paisaje. Hasta que un día de nuestras excursiones por el Moncayo, a quien vamos a visitar muy habitualmente…, en la cima de mi amado Moncayo me pidió Matrimonio!!!!!!!!!!!

Entonces comprendí aquel primer sentimiento, aquella sensación de querer estar allí.

Por todo esto me permito escribir estas palabras para contarles que éste lugar si es mágico y que, a pesar de los pesares, en él existe el final feliz….

Diana Dávalos.

5 comentarios:

  1. Ay Diana!! qué bonita entrada!! te has hecho esperar pero ha merecido la pena.
    Bienvenida a casa!!
    (sí Rocío ya sé que el blog es tuyo pero en él me siento como en casa jajajajja)

    ResponderEliminar
  2. bonita entrada y la imagen como poniendo la guinda a tan exquisito pastel... Saludos

    ResponderEliminar
  3. Gracias Gladiador, me alegra que te guste.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Mari Luz, eres un caso ;o) Bienvenida Diana, estás en tu casa, en nuestra casa.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Gracias por todas sus palabras estoy muy feliz de poder estar aquí!!!!!

    ResponderEliminar