domingo, 16 de octubre de 2011

La Hoya de la Mora Encantada.

Hoya de la Mora Encantada.

Cuenta la leyenda que una hermosa sarracena se enamoró de un apuesto cristiano en un "pueblico" del Moncayo, llamado Bulbuente. El padre de la bella mora intentó impedir de todas las maneras posibles aquella relación, pero la fuerza de aquel amor era tan grande que ni con sus poderes de hechicero pudo romperlo, no quedándole más remedio que transformar a su hija en una losa de piedra. Al parecer, la losa encantada aún existe en una grandiosa dolina, cercana a este pueblo de la comarca del Campo de Borja.

Fuimos a buscar a la pobre mora a este mágico lugar y, aunque no supimos distinguir cual de las rocas sería, quedamos maravillados con la grandiosidad de esta hoya escondida en el paraje conocido como "La Mora Encantada". Se trata de una enorme dolina, de tipo aluvial, que tiene forma de embudo debido al hundimiento del terreno, por la disolución de las capas calcáreas inferiores.

Pero tienes que saber, que las leyendas varían y se transforman gracias a la imaginación y a las aportaciones de la gente que las trasmite; por este motivo, otros cuentan que no fue un moro sino una mora enamorada la que encantó este terreno. Al parecer, en aquel lugar, había unos cerros a los que esta mujer subía para ver la llegada de su amado; hasta que un día, tras un fuerte desengaño o ataque de celos, dejó de esperarle y convirtió el monte en pozo.

No son las únicas historias que explican el nombre de esta dolina, los hay que se dejan de encantamientos y cuentan que el nombre es debido a otra mora a la que perdió la curiosidad. Dicen... que la sima era un antiguo teatro romano y que en una de sus cuevas existía un pozo que se comunicaba con la torre del castillo musulmán (hoy anexa al castillo palacio de los Abades de Veruela). La cotilla mora intentó comprobarlo, el caso es que se la vio entrar pero nunca salir, por ello cuentan que el fantasma de la pobre mujer aún vaga por sus túneles, otros añaden que incluso custodia un tesoro escondido.

Cueva en una de las paredes de la hoya.


Uf, muy "científico" no es, pero resulta apasionante la cantidad de historias que ha generado este lugar y que sigue generando. Es cierto, que hay una cueva en una de las paredes y pequeños agujeros en los alrededores de la sima, que pueden tener su explicación en que cerca de allí existió un pueblo medieval cuyos habitantes guardaban el grano en silos excavados en la roca.


Uno de los hoyos de los alrededores de la sima.


Si te apetece conocer el pozo o sima de la Mora Encantada, sólo tienes que tomar el camino agrícola que comienza al final de la pista asfaltada que lleva al cementerio de Bulbuente. A unos 400 metros, llegarás a un cruce de caminos, la sima está tras el cerro de la izquierda, de los dos que verás justo enfrente. Espero que te guste tanto como a mí, una gran extensión de almendros rodean la hoya y al fondo el Moncayo escondía el sol cuando partíamos de allí.

Almendros en el Campo de Borja (Bulbuente)

También te puede interesar:
- Pyrene y el Pozo de los Aines >>
- Por las Serranías del Moncayo >>
- Bulbuente, ¡buena gente! >>
- La ruta de la Garnacha: Ambel-Bulbuente >>



No hay comentarios:

Publicar un comentario