miércoles, 20 de febrero de 2013

Crónica de la quedada "Andarines en Ágreda"

Fotografías: Luis Miguel Campos Sevillano


Voy a ser muy breve:

"Era importante para mi que funcionara y funcionó"

Con fe, ilusión, imaginación y añadiendo una pizca de trabajo, a cero euros la hora, se pudo reunir a casi un centenar de personas en la monumental y desconocida Ágreda que vinieron de los "reinos" vecinos de Aragón y Navarra.

SÍ, tuvimos ayuda y mucha, nos abrieron las puertas de las murallas de Ágreda dos bellas personas que han recorrido sus calles y monumentos durante los últimos años, acompañadas por cientos de turistas que como yo quedaron maravillados de su entrega y sabiduría. Marian y Débora, hasta ahora, guías locales de su oficina de turismo nos facilitaron mucho la visita a los andarines culturales que allí acudimos. Fue también un placer ver de nuevo a Marisa, concejala de turismo, y conocer a Luis Miguel, concejal de deportes, que nos acompañaron durante toda la quedada como unos andarines más, disfrutando del paseo y de la compañía de la buena gente que acude a estas convocatorias. Gracias amigos, transmitid también nuestro agradecimiento a la alcaldía por su generosidad a la hora de dejarnos acceder a los tesoros de Ágreda.

Estamos seguros de que nuestros andarines volverán y de que difundirán las bellezas de Ágreda, así que otros vendrán. Espero que se les espere...

Patrimonio, culturas, naturaleza e historia cautivaron a nuestros andarines... en una ciudad invisible para muchos. Creo que quedó demostrado que Ágreda tiene mucho que enseñar, apenas fueron unas pinceladas las que se dieron y aun así no pudimos abarcar todo lo que pretendíamos mostrar porque el tiempo no dio para más.

Yo vuelvo siempre que puedo y llevo a quien me quiera acompañar.

Otras crónicas de la quedada:


La historia de la dama azul cautivó a los asistentes.
 
Ágreda desde uno de sus miradores. Almorzando con vistas.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario