miércoles, 17 de agosto de 2011

Parque del Moncín: "Agua que no has de beber, déjala correr"

Una de las tres fuentes del Moncín.


 La plataforma calcárea de la Muela de Borja actúa como recipiente del agua de lluvia que se filtra por sus grietas hasta alcanzar un nivel inferior impermeable de margas. Esto hace que por la unión de estos dos tipos de roca escape un agua de excelente calidad a través de más de 30 fuentes y manantiales, dicen que extraordinaria para limpiar las piedras del riñón.

En el paraje conocido como el parque o merendero de Moncín, entre el Santuario de la Virgen de Misericordia y el pueblo de El Buste existen tres de estas fuentes, es un lugar con mucha sombra y merenderos. El caso es… que dicen las malas lenguas… que alguien ha cortado el agua de estas fuentes para evitar curiosos por la zona, pensaba que era un lugar público pero en una de las fuentes aparece rotulada la frase “propiedad particular”.

Otra de las fuentes. ¿Propiedad particular?

Como en los últimos días he comprobado que pensando mal no siempre se acierta, me gustaría conocer cual es la verdadera razón por la que este encantador lugar está tan abandonado y descuidado, privando a sus fuentes del agua pura y bendita a la que cantó el poeta ainzonero:

MONCÍN
Moncín, manantial bendito,
cuatro caños de agua pura
te brinda la peña dura
por sus fauces de granito.
Si es tu renombre infinito,
si ansiosa busca la gente
el caudal de tu corriente,
cuánto más la buscaría
si amanecieras un día
con un chorro de aguardiente.
Marcos Zapata Mañas

Fuente del Moncín con la inscripción de Marcos Zapata (situada tras el merendero)

Precisamente, la fuente donde aparece inscrita esta divertida composición, en una placa colocada por el ayuntamiento de Borja, es la que se encuentra en peor estado, está invadida por hierbas y zarzas, su techo se ha derrumbado y uno de los arcos está seriamente dañado ya que su clave está muy perjudicada. Tengo entendido que la Asociación de Vecinos del Santuario es conocedora de la situación y está intentando que se recupere el lugar, espero que si esto es así encuentre los recursos, permisos y apoyos necesarios.





A veces, no sólo es cuestión de dinero sino de generosidad, unión, voluntad y trabajo común. Hoy visité este lugar y me vino a la cabeza aquel ruinoso peirón de la Virgen de la leche, en Purujosa, que un puñado de vecinos levantó de nuevo uniendo fuerzas y tiempo. ¡Cuánto me alegré cuando leí en el blog de mi amigo Ramiro que lo habían recuperado! Espero ser yo la que escriba muy pronto que las fuentes del Moncín manan de nuevo y alegran los corazones de los muchos paseantes que, como yo, se acercarán a refrescarse en una limpia sombra y su bendita agua.

(Nota aclaratoria: en la actualidad el paraje está en mejores condiciones y la causa de ausencia del agua es ajena al propietario de las fuentes que me dicen no tiene inconveniente en que se visiten)


4 comentarios:

  1. Estas fuentes, así como el manantial del que se nutren están dentro de propiedad privada.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta todo lo que publicais sobre el Moncayo, yo desciendo de Tierga y no he visto ningùn artículo sobre el nacimiento del río Isuela en Purujosa.Muchas gracias y a disfrutar todos de estos sitios tan maravillosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias! Pues no te creas que no estuve en ese nacimiento y hice fotos, por supuesto. Lo pongo en pendiente para próximas publicaciones.

      Un abrazo.

      Eliminar